lunes, 4 de mayo de 2020

Valencia presenta la mayor caída de contaminación durante el Estado de Alarma


+ TURIA | Se ha registrado un descenso del dióxido de nitrógeno de hasta un 70%
Las zonas de Alicante y València han sido dos de las que mayor reducción de contaminación del aire por dióxido de nitrógeno han registrado en España desde que se decretó el estado de alarma, con reducciones del 72 y 69 por ciento, respectivamente.

Según un informe de Ecologistas en Acción, en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona el índice ha bajado un 59 y un 62 por ciento, y el dato general de España se sitúa en un 58.
En un comunicado, la entidad ha informado de que la investigación, "Efectos de la crisis de la COVID-19 sobre la calidad del aire urbano en España", se ha centrado en analizar los datos oficiales de dióxido de nitrógeno en 26 de las principales ciudades españolas durante los meses de marzo y abril de este año y los de diez años atrás, para así comparar los niveles a través de los distintos periodos.
El dióxido de nitrógeno es el contaminante común emitido por los tubos de escape de los coches, por lo que su evolución está ligada a la emisiones del tráfico motorizado y es el principal factor que influye en la calidad del aire urbano.
Entre las principales conclusiones del estudio destacan la mejora generalizada de la calidad del aire, tanto en los centros de las ciudades como en las periferias, y que no se han apreciado diferencias significativas entre las diversas prórrogas del estado de alarma.
Las mayores reducciones se han dado en la zona de Alicante, con una caída de la contaminación del aire del 72 %, y en Valencia, con un 69 %, mientras que en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona ha bajado un 59 % y un 62 %, respectivamente.
Según el Instituto de Salud Carles III y la Agencia Europea del Medio Ambiente, el dióxido de nitrógeno causa alrededor de 7.000 muertes al año en España, siendo un gas que agrava las enfermedades respiratorias y reduce la resistencia a las infecciones.
Este informe ha reafirmado la postura de la organización ecologista, quienes han reiterado que "la reducción del tráfico motorizado en las ciudades tiene claros efectos en la disminución de la contaminación, lo que a su vez supone una importante mejora de la salud pública".
Es por ello que desde Ecologistas en Acción apuestan por una desescalada en la que se mantengan buenas prácticas, fomentando la compra de proximidad, el teletrabajo voluntario o la administración electrónica, y potenciando la movilidad activa para los peatones y ciclistas. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario