viernes, 8 de mayo de 2020

Dos empresas de Vilamarxant firman un acuerdo comercial para abastecer al mercado de ozonizadores


+ TURIA | Transformadores Jesiva y Disval firman una colaboración para satisfacer la demanda de equipos durante esta crisis sanitaria provocada por la COVID-19
El Ayuntamiento de Vilamarxant ha promovido un acuerdo comercial entre las empresas locales Transformadores Jesiva y Disval para abastecer de ozonizadores al mercado nacional ante la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

De esta forma, Transformadores Jesiva vuelve a producir ozonizadores, cuya fabricación tenía interrumpida, y Disval se responsabilizará de producir los chasis y ensamblar y montar las partes electromecánicas que se necesitan para los ozonizadores.
Esta visión de negocio cooperativo permitirá mantener numerosos puestos de trabajo y la producción en un tiempo récord de un producto que se ha convertido en esencial para combatir al Coronavirus.
Así, el concejal Víctor Sanchis ha destacado el “gran esfuerzo” que se realiza desde el Consistorio para “apostar por los profesionales, comerciantes y empresarios locales y apoyar activamente cualquier iniciativa que procure empleo y riqueza a nuestro municipio”.
Respecto a la unión entre Transformadores Jesiva y Disval, Sanchis ha mostrado su orgullo por la fabricación de ozonizadores en Vilamarxant: “Alabo el gran esfuerzo que ha supuesto relanzar una nueva línea de producción en un tiempo récord y cómo se ha buscado la colaboración estrecha de empresas locales para salvar todos los obstáculos técnicas que supone la fabricación de estos generadores de ozono ayudarán a erradicar el Coronavirus”.


“La unión hace la fuerza y esa es la idea que queremos trasladar a todos los municipios y empresas valencianas”, ha asegurado el concejal de promoción económica de Vilamarxant.
En declaraciones de David García, CEO de Transformadores Jesiva, el ozonizador es “una máquina que genera de forma artificial ozono, un gas incoloro que tiene una capacidad de desinfección muy elevada”.
“De hecho, ya se utilizaba para la eliminación del SARS, que es un virus idéntico a la COVID-19. Los ozonizadores permiten la desinfección efectiva de grandes superficies cerradas sin necesidad de emplear productos químicos que pueden llegar a liberar ciertas moléculas nocivas para la salud y el medio ambiente”, ha añadido David García.
Por otra parte, David Pons, CEO de DIsval, ha explicado los principales usos del ozonizador, que ya se usa en los hogares o vehículos para eliminar olores : “En las instalaciones que concentran cierto número de personas, tiendas, oficinas, salas de ocio, superficies comerciales,  se emplea como desinfectante del aire ambiente y las superficies llegando a esterilizar hasta los conductos de ventilación y equipos de climatización”.
José María García, director financiero de Transformadores Jesiva, ha explicado que el ozono es “un potente oxidante y constituye un eficaz y económico procedimiento de limpieza respetuoso con el medio ambiente”. “La efectividad de cada molécula de ozono — formada por tres átomos de oxigeno— hace que los tratamientos de ozonización abaraten los costes y evitan tener que utilizar productos químicos y mano de obra”, ha añadido.
Finalmente, Ángel Pons, CTO de Disval, ha detallado que la producción está centrada en el suministro de equipos para la desinfección del aire ambiente, ya que es la aplicación más demandada en la actualidad.
“Comercializamos cuatro modelos de generadores de ozono para superficies de 100, 120, 200 y 300m2, equipos portátiles de pequeñas dimensiones y fácil manejo para facilitar su empleo y efectividad”, ha finalizado Pons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario