jueves, 21 de mayo de 2020

Detectado un brote de coronavirus en una granja de visones en Teruel

+ TURIA | Los 7 trabajadores, asintomáticos, están aislados en La Puebla de Valverde y la capital | Nada indica que los animales fueran el foco o estén también contagiados
Salud Pública ha detectado un brote de coronavirus que afecta a siete trabajadores de una granja de visones en la localidad tuorlense de La Puebla de Valverde, si bien no está claro que esta sea el foco inicial de la infección. Tampoco los propios animales, que están bajo vigilancia pero nada indica que hayan sufrido contagio o lo iniciaran. La granja sigue funcionando con otros tantos empleados.

Según fuentes sanitarias, que no pueden dar datos concretos de la empresa, el brote se detectó a raíz del contagio de la mujer de uno de los trabajadores, que presentaba síntomas. Aplicando el protocolo de seguimiento de contactos, le fue practicada la prueba a su marido, uno de los trabajadores de la instalación ganadera, y dio positivo, pese a no tener síntomas.
Ante este resultado, le fueron practicadas pruebas a toda la plantilla de la granja, de alrededor de una quincena de trabajadores, y aproximadamente la mitad de ellos dieron positivo. Aunque, al igual que su compañero, no habían tenido síntomas.
Según explicaba la alcaldesa de La Puebla de Valverde, María Ángeles Izquierdo, los trabajadores de la empresa, de nacionalidad rumana, fueron puestos en cuartentena la semana pasada. De hecho, la mayoría de ellos residen en Teruel, y solo uno permanece aislado en la propia localidad turolense, de la que la explotación ganadera dista unos cuatro kilómetros.
La noticia del brote, detectado la semana pasada pero que no trascendió hasta este jueves, cuando lo publicó Diario de Teruel, ha causado cierto nerviosismo entre los vecinos de La Puebla, admitía la alcaldesa, pero incidía en que, además de que los trabajadores estaban bien, sin síntomas, «la gente puede estar tranquila, porque ha sido un brote muy controlado y están todos perfectamente aislados en sus domicilios», por lo que no hay más riesgo de contagio que en cualquier otro lugar.
Control veterinario
Paralelamente, el departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, según confirmaron fuentes del mismo, se está encargando de hacer un seguimiento de los visones que se crían en la instalación, «por si hubiera cualquier tipo de problema, en cuyo caso se comunicaría de inmediato a los ministerios de Sanidad y Agricultura», exponían.
Hasta el momento, sin embargo, no ha habido ningún «comportamiento anómalo» en los visones ni nada que haga indicar que sufran la enfermedad o puedan propagarla. Lo que no pudieron concretar es si se les han llegado a practicar pruebas a los visones.      
La explotación peletera de La Puebla de Valverde fue noticia hace dos décadas por la fuga de unos 13.000 animales de la instalación, después de que unos desconocidos abriesen las jaulas y derribasen la valla para liberarlos. En esta ocasión lo ha sido por el brote, que además llega justo tras la noticia de un contagio detectado en Holanda, en una de estas instalaciones, de animal a humano, y de que el director del centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, los señalase como posible origen.
Fernando Simón apunta al visón
Precisamente anteayer, horas antes de que se conociese este brote relacionado con una granja de visones en La Puebla de Valverde, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, apuntaba que estos animales podrían ser el reservorio original del virus del covid-19. Lo hacía tras producirse un posible primer contagio de visones a humanos en una granja de los Países Bajos, conocido también estos días. No obstante, el epidemiólogo puntualizó que este extremo hay que confirmarlo mediante estudios.
Según las investigaciones de las autoridades sanitarias holandesas, ha habido una transmisión del nuevo coronavirus de visón a humano. La investigación también ha demostrado que el visón con covid-19 puede ser asintomático, por los ejemplares analizados hasta ahora.
El virus hallado en un miembro del personal de una granja de estos animales en el país mostró similitudes con el encontrado en el visón de esa granja. Basándose en esta comparación y en la posición de esa forma del virus en el árbol genético, los investigadores concluyeron que es probable que un miembro del personal de una granja haya sido infectado por el visón.
En la rueda de prensa tras el Comité de Gestión del Coronavirus, el epidemiólogo resaltaba anteayer que, por el momento, en España no se ha notificado ningún contagio de animales a humanos, y que si lo ha habido «ha pasado desapercibido». Simón consideraba que este contagio en los Países Bajos puede ser una «situación esporádica».
Pero el epidemiólogo consideraba «muy interesante» este caso holandés para averiguar cuál puede ser el reservorio original del virus, que según varios estudios podría involucrar a los murciélagos y a los pangolines, al menos en el primer foco detectado en China, al parecer por consumo humano.
«En otros coronavirus, en concreto el SARS, el reservorio eran las civetas. Y que los visones se hayan infectado podría indicar que podrían ser el reservorio original del patógeno en China», conjeturó el doctor Simón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario