viernes, 24 de abril de 2020

La Guardia Civil ya decomisa coches a la cuarta denuncia por saltarse el confinamiento


+ TURIA | Los agentes ponen los vehículos a disposición judicial e imputan un delito de desobediencia a los conductores
La Guardia Civil de Tráfico está empezando a proponer el decomiso del vehículo de los conductores que están incumpliendo de forma reiterada las limitaciones a la libertad de movimientos.

Tal como adelanta La Voz de Galicia, se trata de una medida que se toma después de que se haya constatado, según las fuentes consultadas, que determinados automovilistas reinciden en saltarse las normas de confinamiento domiciliario y salen a la carretera sin poder justificar que el motivo de su desplazamiento figura entre los que permite el real decreto del 14 de marzo por el que se declaró el estado de alarma en España.
El artículo 7 de ese real decreto limita los desplazamientos, tanto a pie como en vehículo, de manera que solo se permiten los que se realizan para acudir a centros sanitarios, a bancos o a comprar productos de alimentación o de abastecimiento básico, así como los que sean necesarios para acompañar a menores, a personas con discapacidad o a mayores. Fuera de esos supuestos, los desplazamientos están prohibidos como norma general, de forma que los conductores pueden ser propuestos para sanciones elevadas, que pueden ir de 600 a 1.500 euros, según los casos.
 Esas multas no parecen ser efectivas en algunos casos, en los que los conductores reinciden en varias ocasiones. Por eso ahora, a partir de la cuarta infracción por incumplir el confinamiento los agentes de la Guardia Civil detienen al conductor por un delito de desobediencia e inmovilizan el vehículo, que queda a disposición judicial, igual que el conductor.
Es lo que sucedió la pasada semana con el conductor de una furgoneta que fue interceptado en una carretera de Narón, en Galicia. Iba acompañado de dos personas y no pudo acreditar el motivo de su desplazamiento, por lo que fue denunciado. Al proceder a la identificación, los agentes comprobaron que el mismo conductor había sido denunciado cuatro veces por los mismos motivos en menos de un mes. Los agentes apreciaron una reiterada desobediencia y detuvieron al conductor y se incautaron de la furgoneta, que quedó a disposición del juez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario