lunes, 27 de abril de 2020

La Generalitat estudia un modelo de playas "accesibles y seguras" para verano


+ TURIA | Este proceso siempre iría en función de cómo avance la pandemia y de la mano de la industria hotelera
El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha avanzado este lunes que tienen en marcha un estudio para saber cómo sería el modelo de seguridad en playas para evitar la propagación del coronavirus. "Creo que se puede avanzar para ir a las playas este verano con unas condiciones determinadas", ha augurado.
Este proceso siempre iría en función de cómo avance la pandemia y de la mano de la industria hotelera. 

La reapertura no será, en todo caso, "generalizada en un primer momento ni en toda la Comunitat Valenciana al mismo tiempo", ha subrayado en una entrevista en 'El programa de Ana Rosa' recogida por Europa Press.
"Playas sí, pero con seguridad", ha ahondado después en declaraciones remitidas a los medios, dentro de la etapa de transición a la nueva normalidad con el plan de desescalada que el Gobierno pretende aprobar este martes y de su adaptación a las "circunstancias valencianas".
Puig ha asegurado que el Consell ve la reapertura de playas como una "posibilidad real" en verano para que vuelvan a ser "útiles" para la ciudadanía. Esta semana tiene prevista una reunión con los departamentos afectados (seguridad, turismo y territorio) para elaborar normas en función de todos los escenarios posibles.
Si continúa la evolución favorable de la pandemia, "las medidas deben ser más fáciles", ha confiado, apelando a la corresponsabilidad de la sociedad y las instituciones. Por contra, si hay un repunte, "hay que tener las previsiones necesarias". La Comunitat ha registrado en las últimas 24 horas el dato más bajo de contagiados y fallecidos desde el 7 de marzo.
Desplazamientos a segundas residencias
El jefe del Consell también ha abogado porque las personas que tienen segundas residencias en la costa valenciana puedan desplazarse a ellas este verano, "con todas las condiciones de seguridad y no solo del ámbito nacional", ha precisado a preguntas de Ana Rosa Quintana.
En todo caso, ha recordado que la pandemia es global y el turismo también, por lo que "las decisiones locales se tienen que adaptar" hasta que el tráfico aéreo se restablezca "en condiciones". "En función de la demanda internacional tendremos mayor o menor capacidad de éxito", ha subrayado recordando que el turismo y las exportaciones permitieron la salida de la crisis de 2008.
Más allá del turismo, ha insistido en que "es un error inmenso contraponer actividad económica con seguridad; no es razonable" y en que las decisiones trascienden Europa. "Se puede abrir la actividad cada vez más, pero manteniendo las nuevas formas de seguridad para no ir hacia atrás", ha defendido, poniendo como ejemplo el sector de la cerámica que ya está en funcionamiento".

No hay comentarios:

Publicar un comentario