jueves, 16 de abril de 2020

El Consorcio abre una bolsa de trabajo para contratar bomberos por el verano y la Covid-19


+ TURIA | Se dotará del personal necesario para atender el consiguiente repunte en incendios forestales, incremento del tráfico viario y el arranque de la actividad económica de pueblos y ciudades
El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia pone en marcha el proceso para la contratación temporal de bomberos interinos con el objetivo de "cubrir las necesidades derivadas del periodo estival, de las bajas actuales y del estado de alarma por la Covid-19".

El organismo informa, en un comunicado, de que este miércoles ha iniciado un curso de formación de bomberos para conformar una bolsa temporal de empleo, "que sea capaz de cubrir las necesidades de este verano, así como, durante el tiempo necesario mientras concluye el proceso de oposición que en estos momentos se encuentra en avanzado proceso de ejecución".
En este proceso, la fase de oposición ha concluido, a falta de una sola prueba, paralizada por la situación de estado de alarma existente y además, todavía es necesario concluir la fase de concurso, apuntan desde el consorcio provincial.
La bolsa temporal recoge a todos aquellos aspirantes que han superado todas y cada una de las pruebas efectuadas, hasta el momento, durante el presente proceso de oposición. Se mantiene así el criterio de generar trabajo "evitando que el personal operativo se vea obligado a reforzar su presencia en el servicio operativo, por encima de su jornada laboral" cuando llegue el momento del verano y el relanzamiento socioeconómico.
Esto iría, advierten, "en detrimento de la calidad de la prestación del servicio, como consecuencia inevitable de la exigencia que se requiere de este colectivo de profesionales en los momentos de mayor número de emergencias, y su complejidad, así como de posibles complicaciones por el aumento de contagios de la Covid-19 entre la plantilla".
Este curso de formación tiene una duración de 250 horas, de las que más del 75% se corresponden a formación práctica presencial. En este sentido y dada la actual situación, se ha llegado a un acuerdo de colaboración entre administraciones, donde la Diputación de Valencia pone a disposición del Consorcio su plataforma electrónica de formación.
De este modo, se hace posible que estos nuevos profesionales puedan empezar la parte más teórica de su formación, aprovechando las ventajas que ofrecen las nuevas plataformas tecnológicas. El resto de su formación, que supera más del 75% del total, se llevará a cabo en la medida en que las actuales restricciones se vayan levantando.
"La colaboración de la Diputación de Valencia aportando los medios tecnológicos a su alcance --prosiguen-- para mejorar y hacer posible la prestación de los servicios hacia la ciudadanía, constituye una muestra de la capacidad y voluntad de adaptación de la administración".
"Pero no es menos importante la adaptación que ha sido necesaria por parte de los profesionales responsables de la formación y esencialmente por el colectivo de instructores del consorcio, que han tenido que adaptarse a este nuevo estatus y que, sin lugar a dudas, pasará a formar parte de la evolución y preparación futura de nuestros profesionales", añaden.
En el momento actual, "el reto se centra en cubrir las necesidades del personal bombero con el fin de dar respuesta al periodo estival, personal necesario para atender el consiguiente repunte en incendios forestales, incremento del tráfico viario y el arranque de la actividad económica de pueblos y ciudades".
Para terminar, inciden en que el inicio de este estado de alarma ha coincidido con una oposición --un proceso de consolidación de la estructura del Consorcio de Bomberos de Valencia-- que pretende "establecer el relevo generacional de los componentes adscritos a su cuerpo de bomberos".
Después de su creación a finales de 1982, la mayoría de sus componentes están llegando al final de su trayectoria laboral. A consecuencia de esto, se están llevando a cabo desde 2014 oposiciones con el fin de dotar de nuevo personal a su estructura, tanto del personal bombero como de las diferentes escaleras de mando.
El actual estado de alarma, decretado a consecuencia de la pandemia, "ha puesto a prueba a las administraciones de este país, de sus comunidades autónomas y de sus entidades locales". "Los retos están siendo importantes, mantener la prestación de los diferentes servicios que la administración brinda a la ciudadanía, se convierte en un desafío que solo es posible afrontar mediante una organización coordinada y comprometida, pasando necesariamente por la aplicación de las nuevas tecnologías", concluyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario