jueves, 12 de marzo de 2020

Organizan en Llíria una novena a San Roque, protector de epidemias, ante la crisis sanitaria del coronavirus


+ TURIA | Para rezar “por los enfermos, las víctimas y el personal sanitario, y por que se pueda controlar el brote cuanto antes”
La parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Llíria ha organizado una novena a San Roque, protector de las epidemias, ante la crisis sanitaria del coronavirus, para rezar “por los enfermos, las víctimas y el personal sanitario, y por que se pueda controlar el brote cuanto antes”, según ha confirmado el párroco, Vicente Cerezo.

La novena dará comienzo esta misma tarde después de la misa de las 19:30 horas y continuará a la misma hora todos los días hasta el próximo viernes 20 de marzo, menos el domingo y el día de san José, que se rezará por la mañana después de la misa de las 11:30 horas. Consistirá en rezar una oración a san Roque “para que interceda ante el Señor, y nos ayude en estos momentos difíciles”, seguida de un padrenuestro. Igualmente, durante todo el tiempo de cuaresma, el Santísimo se mantendrá expuesto en su capilla a las 18:30, una hora antes de la misa.
Con motivo de la novena, se ha trasladado la imagen de san Roque, “un santo al que se le tiene mucha devoción en toda la comarca”, desde su emplazamiento habitual en la ermita de san Vicente Ferrer hasta la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora.
Durante el tiempo que dure la novena, la imagen de san Roque “permanecerá en el altar mayor, a la vista de todos los fieles”. Igualmente, se han impreso “una serie de estampas de san Roque con la oración de la novena”.
Vicente Cerezo ha señalado que “rezar en estos momentos de crisis es lo que nos pide la Iglesia y lo que nos pide nuestro Arzobispo”, de ahí que “nos encomendemos a los santos protectores, a los que la Iglesia siempre ha acudido”.
San Roque, protector de las epidemias
San Roque, nacido en Montpellier (Francia) en 1300, fue un peregrino occitano “al que siempre se le representa con un perro porque estando en Roma atendió a los enfermos de peste y, al infectarse, nadie quiso acercarse a él excepto un perro que cada día le llevaba un trozo de pan”, según el director del Archivo diocesano de Religiosidad Popular, Andrés de Sales Ferri.
Desde su canonización en 1584 es venerado como protector de epidemias, y se trata de “uno de los santos sanadores con mayor tradición y una gran devoción en los pueblos de la diócesis de Valencia”, según Andrés de Sales.
En la diócesis valenciana San Roque es patrón de poblaciones como Burjassot, Olocau, Tavernes Blanques, Vallanca, Villar del Arzobispo, San Antonio de Benagéber, Dos Aguas o Llíber, entre otras, y patrón canónico de Paiporta, Villargodo del Cabriel y de Museros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario