viernes, 20 de marzo de 2020

La Federación del Taxi de Valencia negocia con la Generalitat una tarifa reducida para traslados a hospitales


+ TURIA | El objetivo es cubrir los huecos a los que no llegan los servicios sanitarios
La Federación del Taxi de València ultima con la Conselleria de Movilidad un convenio para implantar una tarifa reducida en los trayectos a centros médicos. El objetivo es cubrir los huecos a los que no llegan unos servicios sanitarios sobrecargados estos días. «Las ambulancias están desbordadas», apunta Fernando del Molino, presidente del colectivo de los taxistas valencianos.

La idea es poder cubrir traslados de personal sanitario a las casas de enfermos, o personas de avanzada edad hasta los hospitales o ambulatorios. La iniciativa ya ha empezado a funcionar en Zaragoza, donde se cobra un euro a los mayores de 65 años, o en Madrid.
El servicio no sería gratis, explica del Molino, pero sí a precios más bajos. Las conversaciones, vía telefónica como no podía ser de otro modo en tiempos de coronavirus, se llevan a cabo con la secretaria autonómica de Movilidad María Pérez. «El acuerdo con la conselleria permitiría con tarifas muy ventajosas los traslados de hospitalizados o del personal médico que se acerca a las casas para realizar pruebas», avanza.
«Nos hemos puesto a disposición de la Generalitat y aunque sería una gota de agua en el mar, pensamos que algo podemos aportar», incide Del Molino, quien relata los complicados momentos que pasan los taxistas desde la semana pasada.
Sin vuelos, sin turistas, sin negocios abiertos y con muchas empresas cerradas, la caída era lógica. «Un compañero me contaba que ayer en cinco horas solo realizó dos servicios, no cubrimos ni el combustible». Un ejemplo, uno más, del tremendo impacto que los efectos del Covid-19 está teniendo en el sector. «La demanda ha bajado casi un 90 %», enfatiza.
«A pesar de todo hemos salido a la calle para garantizar la movilidad de los ciudadanos que necesitan del taxi para moverse, con ingresos que no cubren ni los gastos y a costa de la propia seguridad y de sus familias», sostiene. En una ciudad como València, con unas tres mil licencias y 25 servicios por taxista al día, apenas se está realizando un diez por ciento, asegura Del Molino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario