domingo, 2 de febrero de 2020

Riba-roja entrega las llaves de diez nuevos huertos urbanos en la Reva


+ TURIA | Un total de 20 familias se han beneficiado de esta iniciativa hasta la fecha
El Ayuntamiento de Riba-roja ha hecho entrega de diez nuevos huertos urbanos en Residencial La Reva. Con estos son ya 20 las familias que se han beneficiado de la iniciativa.

Cada huerto tiene una dimensión aproximada de 25x20, unos 55 m2 y disponen de toma de agua, vallado perimetral y una puerta de acceso individual. Además la zona de cultivo tiene fácil acceso y una zona de aparcamiento cercana para favorecer a los concesionarios que puedan descargar los materiales para su trabajo. Están divididos en cuatro zonas y se ha habilitado un espacio común en el que se ha instalado una caseta para aperos, una pérgola, dos bancos de picnic y dos compostadores.
Los primeros diez huertos se entregaron hace unos meses y sus propietarios ya han cultivado producto de temporada como alcachofas, coliflor, habas o tomates, entre otros, puesto que no está permitido el cultivo de frutales, con motivo de la temporalidad de la cesión que no supera los dos años.
Los huertos tienen como finalidad la integración de personas mayores, jóvenes en edad escolar y otros colectivos, a través de la agricultura.
“A través de esta iniciativa pretendemos dinamizar esta zona degradada y fomentar el autoconsumo de productos mediterráneos, recuperando la variedad hortícola tradicional de nuestro territorio”, asegura el concejal de Agricultura, José Luis Ramos quien ha matizado, “en breve dispondremos de nuevas zonas para el cultivo en Valencia la Vella y Masía de Traver.
La iniciativa municipal fue respaldada por unanimidad de todos los grupos políticos,  y pretende extenderse al máximo de terreno público, alrededor de 10.000 metros cuadrados.
Según establece el acuerdo plenario en cada una de las zonas del término municipal se destinará un 50 % de los huertos a particulares, otro 30 % a desempleados o con riesgo de exclusión social, un 10 % para los colegios y, por último, el restante 10 % para las asociaciones municipales. Para la adjudicación, se establece el requisito de ser residente en Riba-roja, estar empadronado un mínimo de un año y se tendrá en cuenta la cercanía de los huertos a la vivienda de los demandantes.
Entre los objetivos que persigue la iniciativa municipal destacan el fomento de una alimentación sana y saludable, crear espacios libres alternativos en contacto con la naturaleza, ofrecer un espacio de esparcimiento y actividad, recuperar espacios inutilizados o desaprovechados, cultivar alimentos a las personas demandantes de ayuda social, implicar al gobierno local y a los ciudadanos en la conservación de la biodiversidad y el fomento de la participación ciudadana y desarrollo sostenible.
Por otra parte, queda prohibida la venta de los productos cultivados, se revocará la adjudicación por el abandono de más de 3 meses, las parcelas tendrán que estar limpias y conservadas, obligación de utilizar sistema de riego a manta, prohibición del uso de productos fitosanitarios o abonos químicos y la presencia de animales o ganado en el interior de los huertos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario