jueves, 6 de febrero de 2020

Manises descubre el trazado antiguo del Camí de València


+ TURIA | También ha salido a la luz un sector de la necrópolis morisca
Entre los meses de agosto y octubre pasados se han desarrollado los trabajos de excavación arqueológica del solar de la calle Valencia nº 16 de Manises previos a la construcción de un inmueble particular.

La actuación, que ha estado motivada por encontrarse la parcela incluida en el ámbito de protección arqueológica establecida por las ordenanzas municipales de la ciudad, ha estado financiada principalmente por el promotor del proyecto de construcción previsto, quien ha contado con el apoyo económico del Ayuntamiento a cargo del programa de ayudas a la realización de intervenciones arqueológicas en el casco histórico con motivo de proyectos de ejecución de obras privadas.
Los trabajos han estado coordinados desde el Museo de Cerámica de Manises, el cual ha aportado ayuda tanto en materiales como en la participación de las personas en su realización, y han sido dirigidos por los técnicos arqueólogos Ignacio Hortelano Uceda y Raquel Bernabeu Navarro.
Para su correcto desarrollo se ha contado con la colaboración de un amplio equipo de especialistas en los campos de antropología física y arqueología funeraria.
Antiguo cementerio del rito islámico
Tal y como estaba previsto, la excavación ha puesto al descubierto un sector del antiguo cementerio de rito islámico de la ciudad, ya conocido por otras intervenciones arqueológicas desarrolladas en sus proximidades. En esta ocasión se han exhumado en total 18 sepulturas, de las que la mitad se hallaban expoliadas desde finales del siglo XIX. El resto se conservaba en perfecto estado, lo que ha permitido documentar aspectos fundamentales relativos al ritual del sepelio y al paisaje funerario de la Manises de los siglos XV y XVI.
Probablemente el resultado más señalado desde el punto de vista de la topografía antigua de la ciudad ha sido poder documentar el trazado original del Camí de València que, según ahora sabemos, circulaba algo más al sur de la actual calle Valencia, heredera de aquel.
Esta vía de comunicación, que vadeaba el Barranc del Salt de l’Aigua cerca de donde más tarde se construyó el actual puente, fechado en 1880, constituyó el límite norte de la necrópolis y el sur del barrio alfarero de Obradors, sirviendo desde época medieval para dar salida a la producción cerámica manisera hacia los mercados nacionales e internacionales a través del puerto de Valencia.
Los hallazgos y resultados de la intervención arqueológica han sido comunicados a los organismos competentes de la Conselleria de Cultura que son los que deberán autorizar las obras programadas ahora que se ha acabado la excavación.
Según palabras del concejal de Museos y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Manises, Xavier Morant (APM-Compromís) “parte de la riqueza arqueológica de nuestra localidad se encuentra en el subsuelo del barrio de Obradors. Por ello, desde el consistorio continuaremos apostando por las excavaciones para poner en valor nuestra historia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario