domingo, 29 de diciembre de 2019

Valencia combate el mosquito tigre "puerta a puerta" y estudia fórmulas para esterilizarlo


+ TURIA | El Ayuntamiento desarrolla una campaña de concienciación para evitar que surjan focos de cría de este insecto en propiedades particulares
El Ayuntamiento de Valencia lidera una nueva estrategia "puerta a puerta" para el control del mosquito tigre en propiedades privadas y lleva a cabo un estudio pionero con la Universitat de València (UV) y la empresa de gestión de plagas para su control biológico a través de un fenómeno de esterilidad.

Además, ha promovido un convenio con el Colegio de Administradores de Fincas para hacer más eficientes las actuaciones de control en el ámbito privado y está a punto de aprobar la nueva Ordenanza de control de Mosquito Tigre, que aumenta la capacidad de vigilancia de esta plaga especialmente en propiedades privadas e incorpora todas estas novedades.
El concejal de Salud y Consumo, Emiliano García, valora la estrategia municipal de "pedagogía" para concienciar sobre la importancia de controlar esta población y asegura a Efe que "todo el mundo" está dispuesto a "colaborar".
Como otras ciudades mediterráneas afectadas por el mosquito tigre en países como Italia o Grecia, Valencia ha puesto en marcha el segundo semestre del año la iniciativa "puerta a puerta" para el control de la plaga, con el fin de seleccionar las áreas con mayor incidencia en el ámbito privado, y trabajar en el diagnóstico y el control, así como en sensibilizar a los propietarios.
A través de los técnicos especializados se coordinan visitas de inspección en viviendas seleccionadas para identificar criaderos y neutralizarlos y, especialmente, se trabaja en capacitar a los propietarios para evitar tener esos potenciales criaderos en sus espacios ajardinados, terrazas, patios, huertos o incluso garajes.
Con este proyecto, el Ayuntamiento de Valencia lidera una nueva estrategia para el control de esta plaga sanitaria mediante actividades de formación e información a la ciudadanía que evite focos de cría de este insecto en sus propiedades.
El Ayuntamiento confía en tener a finales de año los primeros resultados de un estudio pionero desarrollado con el departamento de Parasitología de la Facultad de Farmacia de la UV y la empresa Lokímica para implantar un nuevo control biológico que causa esterilidad y hace que los huevos no eclosionen.
En concreto se trabaja en la búsqueda de la bacteria Wolbachia en las poblaciones locales del mosquito tigre, ya que la infección artificial de los machos con ella y su posterior apareamiento con hembras no infectadas causa un fenómeno de esterilidad por un proceso llamado "incompatibilidad citoplasmática", que impide que los huevos tras ese apareamiento sean viables.
Este método ha sido probado de forma experimental y exitosa en varios continentes y para su desarrollo en Valencia, el paso previo es conocer si la bacteria está presente de forma natural en los ejemplares de la ciudad y, si es así, determinar qué tipo de Wolbachia es.
Ante la llegada de la especie y su expansión en diferentes zonas del este peninsular, en 2014 el Servicio de Salud de Valencia puso en marcha una red de vigilancia entomológica basada en la instalación y revisión de trampas especificas para la monitorización del mosquito tigre en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario