lunes, 16 de diciembre de 2019

Un estudio de arquitectura diseña en Requena una “casa flexible”


+ TURIA | La residencia está diseñada en torno a espacios adaptables que permiten diferentes usos, es decir, un esquema 'elástico' que puede doblarse con el tiempo
El estudio de arquitectura español CRUX Arquitectos ha elegido la la localidad de Requena para el diseño de una casa que es capaz de adaptarse a las necesidades cambiantes de una familia.

El proyecto fue concebido partiendo de una reflexión que cuestionando el concepto convencional vivienda y considerando cómo se transforman los espacios a lo largo del día y con el tiempo. El fruto material de esta reflexión es un proyecto que ha sido bautizado como REI house, nacido con la intención de satisfacer estas demandas variables creando un interior flexible e interactivo.
La flexibilidad de este edificio se basa en considerando el libro de Brand Stewart, 'How Buildings Learn', en el que realiza un análisis crítico en la forma que por lo general los arquitectos proyectan sus trabajos y en el que describe los tres tipos de construcciones que pueden crearse. Una de ellas, las ‘High Road’ es la que inspira esta construcción de de CRUX Arquitectos, que se caracteriza por la flexibilidad y la capacidad de adaptación que demuestran. En este caso, la vivienda se basa en lo que se denomina el 'plan basílica', por estar conformada por tres naves, cada una de ellas con sus propias funciones. De esta forma, la residencia está diseñada en torno a espacios adaptables que permiten diferentes usos, es decir, un esquema 'elástico' que puede doblarse con el tiempo.
La nave central es el lugar en que se desarrollan las funciones principales: comer, conversar, descansar y jugar. Esbeltas columnas tubulares de metal separan el área central del ambulatorio, mientras que los pasillos laterales tienen la forma de 'sacristías'. Esta configuración espacial trasciende los tipos de vivienda tradicionales, ya que permite a los habitantes transformar y apropiarse del lugar con usos inesperados.
Las tres naves se pueden compartimentar convenientemente con barandas, cortinas o sistemas de división en seco. en algunos puntos las tres naves se fusionan para crear dos o, incluso, una. Estos espacios se extienden al exterior, donde se conforma una fantástica terraza. La red en el volumen de doble altura tamiza la luz para iluminar los espacios centrales del primer piso. El falso techo aparece crea un espacio nuevo, permitiendo que el techo de las áreas centrales quede expuesto, revelando la bóveda de hormigón curvada, dando así a la casa una marcada personalidad.
La valla de malla de la sala principal está inspirada en las antiguas casas señoriales de Requena. Además de agregar una capa de protección y refugio, permiten mirar, cortejar como en los romances medievales. La casa también aprovecha la mejor orientación en esta área, permitiendo imágenes largas y contacto continuo con el exterior. La ventilación cruzada se ofrece como un aire acondicionado natural, eliminando la necesidad de un dispositivo que consuma energía para enfriar la temperatura interior en verano. La luz filtrada por la celosía de hormigón evita crear sombras bien definidas en los espacios de servicio. Cuando el sol cae directamente, la luz es uniforme, un tapiz cambiante a medida que pasa el día.
En esencia, este proyecto explora una arquitectura que permite cambios, que trata de no limitar la vida las diferentes dimensiones de la vida cotidiana, al ofrecer una amplia libertad de movimientos y que se encuentra, siempre, en un constante cambio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario