sábado, 28 de diciembre de 2019

Inician una campaña para exigir el servicio de radioterapia en todas las capitales de provincia


+ TURIA | Pacientes que sufren cáncer en la España Vaciada se tienen que desplazar cerca de 200 kilómetros para recibir tratamiento | Solicitan que exista un máximo de distancia entre el domicilio y el lugar donde se reciba el tratamiento
“Emprendo esta petición para un familiar que lo está pasando mal. Es quizás la mejor persona que conozca. Trabajador, cercano, humano, familiar, siempre pensando en los otros en vez de en él. El no se atrevería a pedirlo, por eso lo pido por él. Porque se lo merece, y porque con lo que pido, otros miles se aprovecharán y tendrán una vida mejor. Por él y por los que indudablemente lo necesitarán” | FIRMAR PETICIÓN

Así inicia su explicación Miguel Ángel Duque, paciente de un familiar que sufre cáncer, la gran epidemia del siglo XXI. Quizás lo que comamos, quizás las pruebas nucleares de los años 40 a 80, quizás los nuevos materiales que tenemos a nuestro alrededor, lo que si tenemos claro es que cerca de nosotros tenemos a algún familiar, a algún amigo,..... cuando no son varios que la han tenido o que la están sufriendo.
Aunque las técnicas médicas han mejorado, queda muchísimo por hacer. No hay más que acercarse a un hospital un día cualquiera y ver los ríos de personas que acuden a recibir las terapias necesarias para prolongar su vida con la esperanza de ganar su guerra particular. Pero en España el vivir en una zona u otra hace que los enfermos tengan centros cercanos a su domicilio donde puedan acceder a los tratamientos y otros independientemente de su edad o gravedad tengan que hacer cientos de kilómetros por vías secundarias hasta su centro de referencia, pues en toda la provincia hay un solo centro donde recibir su necesaria terapia, teniendo que desplazarse a otras provincias cercanas. Esto genera un desgaste adicional sobre los cuerpos ya maltratados en los meses de terapia por lo que reduce su capacidad de lucha.
“Es por tanto que mi petición consiste en que exista un máximo de distancia entre el domicilio y el lugar donde se reciba el tratamiento. Que la radioterapia tenga al menos un centro de referencia por provincia pues ayudara a conservar fuerzas necesarias en la lucha con la enfermedad”
DIARIO de un paciente oncológico.
Todos los días a las 6 de la mañana suena el despertador para que con miedo, con esperanza y con cansancio se levanta para enfrentarse a una nueva etapa de lucha contra uno de los males del siglo XXI. El cáncer.
Después de la tragedia de la noticia, del frío sudor que recorre tus entrañas, de las imágenes fugaces de tu vida pasar y de la soledad de las noches, uno saca fuerzas de donde no tiene, se enfrenta a las pruebas, las sesiones de quimioterapia para poder ser despojado de este golpe de estado dentro de uno mismo, en las que sus células se han vuelto locas y quieren arrojarte al abismo de la muerte. No conseguiréis vuestro objetivo. Me enfrentaré a este nuevo reto de la vida y ganaré.
Los médicos, estos grandes amigos que te acompañan en tu penuria, hacen todo cuanto pueden, con los medios que la sociedad les da.
Pero no todos los enfermos somos iguales, sus tratamientos son dispensados cerca de su domicilio, de sus familias que pueden hasta acompañarles o incluso acercarles. Otros en cambio tenemos 4 horas de viaje, dos de ida y dos de vuelta. Horas solitarias en los pasillos de un hospital a 200 kms de tu casa, para darnos una sesión de radioterapia de 10 minutos.
Después de la presión psicológica, del desgaste físico que llevamos a cuesta, nos levantamos antes que salga el sol. Invertimos nuestras energías y tiempo, el mucho o el poco que nos quede lejos de nuestros domicilios, de los nuestros, en una tierra que aunque propia, es desconocida, y con la esperanza de conseguir mas horas de vida. Una sinrazón.
Pasar horas con personas amables pero extrañas. Después de una vida trabajando cuando tu reloj no cuenta horas sino las descuenta, y la cabeza sigue sin parar....
Y después de interminables horas, con una paliza en el cuerpo, con dolores, malestar, nos enfrentamos a otros 200 kms para llegar a descansar a casa. Ahora el nuevo riesgo de la carretera, la falta de autovía, los adelantamientos en carreteras de doble sentido. El clima, la lluvia, la niebla, el hielo, ...... todos los riesgos por la falta de una maquina relativamente económica......
Porque ¿ Cuánto vale el tiempo?. Como valorarlo. Y el sufrimiento ¿Cuánto vale? y porque se gasta el dinero en otras cosas intangibles y no en cuidar a enfermos que necesitamos ademas de medicación del calor humano de los nuestros. ¿Es tan bueno el tratamiento de esta forma? Seguro que no.
Creo que es obligatorio que todas las capitales de provincia en España tengan un equipo de radioterapia para que los pacientes oncológicos podamos recibir estos tratamientos en la cercanía de nuestras casas.
Porque no todo es cuestión de dinero.
Los sentimientos también cuentan y pido a la Junta de Castilla y León y a su nueva consejera Dª Verónica Casado que enmiende el error con Soria y el resto de capitales de CyL, ponga todas sus energías en dotar a las capitales de provincia de equipos radiológicos para los enfermos oncológicos. Ella mejor que nadie sabe de la bondad de la petición y de la necesidad de la misma.
Y la petición la baso en los siguientes argumentos:
Artículo 14
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
Real Decreto-Ley 7/2018, sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud, que con trámite de urgencia aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez a las pocas semanas de llegar al poder.
Verónica Casado es reconocida como la mejor médica del mundo y los líderes mundiales ponen la Medicina de Familia y Comunitaria de España en su agenda y consejera de sanidad en Castilla y León.
Y que conste que la despoblación de determinadas zonas es propiciada por medidas tan injustas y arbitrarias como esta. Esto si que es políticamente incorrecto.
En espera de su atención, doy gracias por el tiempo invertido en la lectura y ruego a todos que firmen la petición. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario