lunes, 4 de noviembre de 2019

Riba-roja traslada a la Diputación la urgencia de eliminar el punto negro de acceso al bypass en 2020


+ TURIA | La corporación provincial realizará en los próximos dos años una inversión superior al millón de euros en el municipio
El alcalde de Riba-roja, Robert Raga y la concejal de Planificación Urbanística, Teresa Pozuelo han trasladado al nuevo diputado de Carreteras, Rafael García, su preocupación por uno de los mayores problemas de seguridad vial que padece Riba-roja de Túria.

La eliminación de uno de los puntos más conflictivos de la red viaria valenciana sigue generando múltiples colapsos de tráfico y concentra unos índices de accidentalidad muy elevados.
En este sentido, el alcalde de Riba-roja ha manifestado “la necesidad de agilizar una solución que acabe con la problemática de este tramo que soporta el paso de 16.336 vehículos diarios”.  Por su parte, la Diputación ha anunciado que acometerá en 2020 una solución intermedia que supone la construcción de dos rotondas, con un coste de 718.854€.
No obstante, la corporación provincial se ha comprometido en seguir avanzando paralelamente en el desbloqueo del proyecto de desdoble de carretera de este tramo que permitiría, además, reducir la peligrosidad del acceso a Els Pous de Martí. Esta obra que supera los nueve millones de euros, necesitaría del traslado de la actual tubería del Emshi a otra ubicación.
Paralelamente, Raga ha trasladado al Diputado otra de las actuaciones más importantes que mejorarían la accesibilidad de la zona industrial y de Residencial Reva. La construcción de una rotonda de conexión con  la urbanización y los sectores industriales que descongestione la actual salida natural a la A7 y a la A3. En este sentido, la Diputación se ha comprometido en elaborar un estudio para ejecutar esta actuación que incluiría cruzamientos peatonales garantizando la seguridad de los vecinos y trabajadores.
Una de los proyectos más importantes que se ejecutará durante el segundo semestre de 2020 será la intersección de la CV-336 con la CV-372. Se trata de la construcción de dos rotondas y un carril ciclo-peatonal que unirá el casco urbano con la zona norte y permitirá mejorar la accesibilidad y seguridad en este tramo. Esta obra, que repercutirá a los vecinos de Santa Mónica, El Molinet, Santa Rosa, Monttealcedo, Parque Montealcedo, Entrenaranjos y Clot de Navarrete, tendrá un coste de 419.765€.
También en la zona Norte del municipio y en el marco del Plan de Conservación de Carreteras 2020, la Diputación ejecutará en breve otras dos obras que redundarán en una mayor accesibilidad de los vecinos. Con un coste de 55.000€ acometerá la conexión de Santa Rosa con el Parque Fluvial, a través del Camí al riu.
Paralelamente, está prevista la ampliación del puente sobre el Barranco de Mandor facilitando el acceso peatonal de los vecinos de la zona a la estación de Metrovalencia de El Clot. Esta actuación, con un coste de 91.229€, aumentará la seguridad para los viandantes que carecen de un acceso directo.
El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha trasladado al Diputado de Carreteras otros dos aspectos que preocupan al municipio, como la futura conexión ciclo-peatonal con Vilamarxat a través de la CV-370, así como la construcción de un paso elevado sobre este vial que comunique la Carrasquereta con el apeadero de metro de Valencia La Vella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario