lunes, 4 de noviembre de 2019

La falta de mantenimiento impide el paso de vehículos de emergencias al Parque Natural del Turia


+ TURIA | El problema de competencias hace que los Ayuntamientos se ven imposibilitados para realizar la limpieza de estas zonas, que no son de dominio público municipal
El Ayuntamiento de Riba-roja ha denunciado de nuevo la situación de desamparo en la que se encuentra el Parque Natural del Túria. Uno de los aspectos más preocupantes son los accesos de emergencia al parque, como consecuencia de la proliferación de cañas y maleza existente en el camino. Actualmente, los Ayuntamientos se ven imposibilitados para realizar la limpieza de estas zonas, que no son de dominio público municipal.

“El problema de competencias tanto en este aspecto como en otros como es el caso del mantenimiento de los puentes, es el mayor problema con el que nos encontramos los Ayuntamientos, que sí estamos comprometidos con la mejora y preservación de este enclave natural único, que anualmente cuenta con un millón de visitantes”, asegura el alcalde de Riba-roja, Robert Raga
Preocupación que ha trasladado el alcalde de Riba-roja, Robert Raga a la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón y Fran Quesada, director General de Medio Natural y Evaluación Ambiental, en la reunión mantenida recientemente.
En el tramo de Riba-roja de Túria, al igual que en el resto de recorrido del Parque Fluvial, la situación es alarmante. A los accesos de emergencia intransitables se suma la escasa visibilidad de la señalética y el deterioro de los puentes de madera que atraviesan de parte a parte el río, de los cuales 8 o 9 tienen afectada su estructura por la falta de mantenimiento.
De hecho, en el tramo que discurre entre Els Pous y la Presa el camino de acceso se halla en muy mal estado debido a la erosión por la lluvia, lo que dificulta notablemente el paso de los vehículos de mantenimiento y emergencia, además de que la cadena que impide el acceso de otro tipo de automóviles ha desparecido y deja expedido el camino en un área invadida por la presencia de las cañas. El tramo comprendido en Els Pous-Edar Camp de Túria II, cuya única entrada es a través de la finca de la Vallesa de Mandor, es uno de los más afectados.
Raga ha instado a la secretaria autonómica a que la Generalitat Valenciana lidere el proyecto de mantenimiento del parque y recepcione el mobiliario urbano instalado, actualmente en manos de la Confederación Hidrográfica del Túria desde que en julio de 2010 se inaugurase el proyecto, cuyo coste fue de 15.800.000 euros.
El alcalde hizo entrega a la secretaria autonómica de un informe municipal elaborado por los técnicos del Ayuntamiento de Riba-roja, en la que se muestran numerosos focos de suciedad, basuras y desperfectos a lo largo de los 9’8 kilómetros del Parc Fluvial del Túria que transcurren sobre este término –sobre un total de 27 kilómetros desde el Parque de Cabecera hasta Vilamarxant- y que bordea el curso del río Túria a lo largo de una vía destinada a uso ciclista y peatonal.
Ante esta denuncia, la secretaria autonómica se ha comprometido a desbloquear el convenio de colaboración entre las administraciones implicadas, así como a realizar actuaciones puntuales de mantenimiento que mitiguen la grave situación en la que se encuentra el parque.
El próximo 8 de noviembre a las 11:30 horas se celebrará la 14ª Asamblea de la Asociación de Municipios Vinculados al Parque Natural del Túria, con el objetivo de unificar criterios de actuación ante la actual situación del parque, así como avanzar en la firma del convenio a cuatro bandas -Diputación, GVA, CHJ y Ayuntamientos-.


No hay comentarios:

Publicar un comentario