viernes, 27 de septiembre de 2019

Máximos honores a los científicos serranos


+ TURIA | Investigadores de La Fe detectan en sangre el rechazo tras un trasplante de corazón | El chelvano Manuel Portolés y la tuejana Estefanía Tarazón, integran el grupo de científicos
El estudio, dirigido por los doctores de La Fe Esther Roselló-Lletí y Manuel Portolés, muestra cómo mediante un análisis metabolómico en plasma humano, se puede localizar una molécula que es un excelente biomarcador del rechazo en pacientes sometidos a un trasplante cardíaco.

En la investigación han colaborado, además, Estefanía Tarazón del grupo de Disfunción Miocárdica y Trasplante Cardíaco y Luis Martínez-Dolz, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.
Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de La Fe (IISLaFe) han descubierto una molécula gracias a la que se puede detectar en un análisis de sangre el rechazo de una persona tras un trasplante de corazón, incluso en sus etapas más leves.
Este descubrimiento, que se recoge en un estudio publicado ayer en la revista «Scientific Reports», del grupo Nature, abre una nueva puerta al seguimiento de pacientes trasplantados de corazón ya que, hasta ahora, el método para vigilar si el cuerpo del receptor rechaza o no el nuevo órgano es realizar «varias biopsias cardiacas en los primeros años», un procedimiento «invasivo que supone un riesgo para los pacientes trasplantados».
El estudio, dirigido por los doctores de La Fe Esther Roselló-Lletí y Manuel Portolés, muestra cómo mediante un análisis metabolómico en plasma humano, se puede localizar una molécula que es un excelente biomarcador del rechazo en pacientes sometidos a un trasplante cardíaco.
En la investigación han colaborado, además, Estefanía Tarazón del grupo de Disfunción Miocárdica y Trasplante Cardíaco y Luis Martínez-Dolz, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.
Según explicaron ayer desde el grupo de investigación, hace dos años ya se consiguieron avances en la detección no invasiva del rechazo tras un trasplante cardiaco (en España se realizan más de 300 al año). Así, en 2017, estos investigadores ya publicaron en «The Journal of Heart and Lung Transplantation» como biomarcador del rechazo cardíaco la molécula SERCA2a, implicada directamente en la contracción y relajación del músculo cardíaco y que participa en la progresión de la insuficiencia cardíaca. | LEER NOTICIA COMPLETA |
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario