lunes, 26 de agosto de 2019

“Lo que ocurre en el Amazonas nos afecta a todos”


+ TURIA | Riba-roja plantará 2030 árboles en cuatro años como respuesta al devastador incendio que asola el Amazonas
El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha anunciado esta mañana la plantación de más de 2.000 árboles durante la presente legislatura, en respuesta a los incendios que azotan la selva amazónica.

En concreto, Raga ha adelantado que se plantarán 2.030 árboles como símbolo de la Agenda para el desarrollo sostenible y como "firme compromiso ante los incendios que en estos momentos están devastando el pulmón verde del planeta".
"Se nos exige a los líderes políticos dar respuesta a lo que está ocurriendo en nuestro planeta, y no solo depende de los jefes de estado, sino también de alcaldes y alcaldesas que aportamos nuestro grano de arena en la defensa y preservación de nuestro entorno natural" ha afirmado el alcalde.
"Lo que ocurre a miles de kilómetros de aquí es un tragedia que nos afecta a todos y no podemos quedarnos impasible ante ello. Sólo tenemos un planeta que compartimos y es nuestro deber mostrar ejemplo y sumar", ha matizado Raga al mismo tiempo que, como presidente de la Asociación de Municipios Vinculados al Túria, ha animado a los municipios integrantes de este colectivo a sumarse a esta iniciativa.
Los técnicos del programa municipal EcoRiba serán los encargados de supervisar la plantación de estas especies, que serán distribuidas por todo el término municipal, con objeto de ayudar a la eliminación de CO2 de la atmósfera. Dentro de su vertiente eficiente y verde, este programa medioambiental contribuirá a la restauración paisajística de las zonas menos pobladas del municipio y dotará de árboles a aquellos espacios que carezcan de ellos.
Entre las especies que se plantarán figura la carrasca o encina y el roble valenciano. Éstos se sumarán a otro tipo de árboles que más CO2 pueden eliminar del ambiente como son el pino carrasco (Pinus halepensis) y el pino piñonero (Pinus pinea) y otras especies compatibles con nuestro entorno. Un pino carrasco maduro puede absorber cerca de 50 toneladas de CO2 en un año.
El Ayuntamiento ya anunció el pasado mes de junio, dentro de las acciones de ECoRiba, la plantación de mil árboles, durante los próximos cuatro años. No obstante, los últimos acontecimientos en el Amazonas ha hecho plantear un mayor esfuerzo en este sentido.
El CO2 es uno de los principales causantes del calentamiento global y actualmente el gran quebradero de cabeza del ser humano a la hora de combatir el cambio climático. Con esta iniciativa, el ayuntamiento de Riba-roja ratifica así su compromiso de reducción de emisión de CO2 a la atmósfera, que ya plasmó en la Declaración de Sevilla, impulsada por la Red Española de Ciudades por el Clima, de la que forma parte dentro del Consejo de Gobierno, y cuya acción principal es reducir los impactos ambientales promoviendo un modelo de desarrollo urbano sostenible, inclusivo y resiliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario