lunes, 26 de agosto de 2019

La Parroquia de Loriguilla participa en el proyecto de formación a mujeres y jóvenes en Mauritania


+ TURIA | Manos Unidas Valencia lleva a cabo la iniciativa en el municipio de Dar Naim
Manos Unidas Valencia y parroquias de las localidades valencianas de Alaquàs y Loriguilla colaboran en un proyecto para reforzar la formación de mil mujeres y jóvenes en un municipio de la República Islámica de Mauritania en el que la mujer carece de acceso a recursos productivos y la mitad de los jóvenes de 15 a 25 años no sabe leer ni escribir.

La iniciativa se llevará a cabo en el municipio de Dar Naim, comuna urbana de Nouakchott, en Mauritania, que cuenta con “una población muy joven con más de 144.043 habitantes y donde las actividades económicas son casi nulas y las infraestructuras educativas casi no existen”, según fuentes de Manos Unidas Valencia.
El proyecto mejorará la capacitación de mil mujeres y 40 jóvenes en educación financiera, gestión asociativa, cohesión de grupo, oficios, así como en alfabetización funcional, lo que beneficiará de manera indirecta a sus cerca de 7.000 familiares.
Asimismo, con esta iniciativa “se favorecerá el descenso de la violencia juvenil, las desigualdades de mujeres y jóvenes en el acceso a servicios básicos y, en definitiva, que estas mujeres, muy vulnerables, reduzcan su situación de pobreza”.
Igualmente, el proyecto de Manos Unidas contempla el apoyo de cuatro formadores, dos animadoras y un responsable de las actividades destinadas a este colectivo además de un formador para lograr la inserción laboral sostenible de los jóvenes.
Las agrupaciones de mujeres como lugar de encuentro y solidaridad
En Dar Naim, con una cobertura sanitaria y una red de agua insuficiente y donde el transporte comunitario no existe, “las jóvenes abandonan las escuelas para ayudar a sus madres en las tareas domésticas y en las actividades económicas informales”.
Sin embargo, el colectivo femenino “tiene una gran capacidad de agruparse con sus familiares cercanos y estos agrupamientos de mujeres son su lugar de encuentro en los que prima la solidaridad y la socialización, les proporciona oportunidades de acceso a la información y al crédito”.
En cuanto a los jóvenes, “el paro, debido a su falta de cualificación, les lleva al consumo de droga, robos, agresiones sexuales y criminalidad”.
Cáritas Mauritania “ha solicitado ayuda a Manos Unidas para dar continuidad a un proyecto anterior para fortalecer los logros alcanzados en una primera fase de cooperación en el marco de la habilitación de mujeres y jóvenes a través de un nuevo programa de acción para consolidar las capacidades adquiridas”.
La viabilidad del proyecto está garantizada por el personal especializado y por el compromiso y colaboración participativa de autoridades municipales de Dar Naim, de instituciones de la comuna de Nouakchott, por la ayuda de otros actores públicos y privados, y por el plan de microcréditos para que las mujeres y jóvenes a los que acceden para desarrollar actividades generadoras de ingresos de autoempleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario