sábado, 24 de agosto de 2019

“La expansión del ‘Dragón Amarillo’ sería el fin de la citricultura española”

+ TURIA | Generalitat y agricultores señalan a la Xunta de Galicia por la expansión de la Psila Africana
Los agricultores valencianos y la Generalitat señalan a la Xunta de Galicia como responsable de la acción del insecto que transmite el "dragón amarillo", una enfermedad que afecta a los cítricos y que supondría, según las asociaciones agrarias, "el fin de la citricultura española".

Aseguran que la Xunta no ha evitado su expansión y ponen como ejemplo una instrucción enviada por la Comisión Europea advirtiendo a las autoridades gallegas de la presencia de la Psila Africana en Pontevedra, el insecto que, tal como explica la Cadena Ser, transmite esta enfermedad y que está presente prácticamente en la mitad sur de África y en puntos de Oriente Medio.
El Director General de Agricultura, Roger Llanes, asegura que la llegada de este vector transmisor a la Comunitat Valenciana sería "catastrófico" para el sector citrícola, con un aumento de gastos y la producción resentida. Explica que se está tratando de evitar la llegada de la Psila Africana, pero que probablemente no tengan "los medios adecuados". Llanes apunta directamente a la Xunta de Galicia como una de las responsables de no haber hecho lo suficiente.
Por su parte, la Unió de Llauradors, envió en 2017 una carta a la Xunta y a la Comisión Europea pidiendo explicaciones sobre las medidas adoptadas. En una respuesta de la Comisión, Europa confirmó que se han detectado "deficiencias en la aplicación de las medidas de control destinadas a impedir la propagación" de la Psila Africana en Galicia. En el mismo informe, la Comisión Europea incluía recomendaciones para abordar el problema. El presidente de la Unió de Llauradors, Carles Peris, ya anuncia que pedirán daños patrimoniales a Galicia por no haber controlado el vector.
El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores, Cristóbal Aguado, piensa que se tendría que haber actuado con contundencia, eliminando todos los limoneros y árboles de cítricos de Galicia y en el norte de Portugal para evitar su propagación. Aguado cree que ni la Xunta ni el Gobierno central han dado la respuesta que ellos esperaban.
El director general Roger Llanes, confirma que la Generalitat está trabajando en coordinación con las administraciones implicadas, aunque avisa que, si esta enfermedad se expande, necesitarán más ayudas por parte de la Unión Europea. El objetivo es ahora poner los medios suficientes para evitar su propagación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario