sábado, 3 de agosto de 2019

“La declaración de la Reserva de la Biosfera del Alto Turia no traerá más restricciones”


+ TURIA | La Mancomunidad del Alto Turia inicia una ronda de charlas informativas sobre la reciente declaración por parte de la Unesco
La Mancomunidad del Alto Turia ha iniciado este viernes las rondas informativas para acercar a la ciudadanía del territorio las particularidades y ventajas que supone la reciente declaración de la región como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco.

Aras de los Olmos este viernes y Benagéber, en la mañana de este sábado, han sido las primeras paradas de este ciclo de charlas que también aterrizarán en el resto de municipios que engloban el nuevo espacio natural.
Rafael Darijo, alcalde de la localidad, y Susana Romero, agente de empleo y desarrollo local de la Mancomunidad, han sido los encargados de ofrecer la presentación de la Reserva de la Biosfera en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Benagéber.
Romero ha explicado la importancia de una declaración de este tipo “por su repercusión internacional así como las oportunidades de desarrollo que la misma ofrece para el territorio”.
Una declaración en la que se ha trabajado desde hace una década y que engloba a los municipios de Aras, Benagéber, Chelva, Tuéjar y Titaguas (Alto Turia), Casas Altas y Casas Bajas (Rincón de Ademuz) y Santa Cruz de Moya (Cuenca), lo que la convierte en una Reserva que abarca tres comarcas y dos Comunidades Autónomas que tiene en el río Turia su eje vertebrador, como zona principal, protegida por una zona “tampón” y otra de “transición”. En total más de 66.000 hectáreas que son un tesoro natural y medioambiental.
La Reserva de la Biosfera supone un paso más en el ámbito de la conservación del medio natural pero también en el desarrollo económico del mismo “ya que la Unesco exige y financia proyectos de desarrollo sostenible en las Reservas”. También la declaración abre la puerta al apoyo logístico en la promoción de investigaciones científicas y universitarias. Y que, además, no supone un aumento de las restricciones en las actividades que se vienen desarrollando en la zona.
“Lo que se podía hacer antes del 19 de junio, día en que se declaró oficialmente la Reserva, se podrá seguir haciendo en el futuro”, ha subrayado la técnico de la Mancomunidad.
Sello de Calidad Reserva de la Biosfera
La Mancomunidad, como ente promotor de la iniciativa, junto a los pueblos que integran la reserva, trabajan ya en la composición de un Consejo Gestor “que será, junto a las administraciones locales, provinciales y autonómicas y la sociedad civil, quien se encargue de la gestión de la misma”.
“En este Plan de Acción es fundamental la participación ciudadana, pues la Reserva, al final, será lo que sus habitantes quieran que sea”
Entre las primeras medidas que se implementarán en el territorio se encuentra la implantación del “sello de calidad Reserva de la Biosfera”, una marca de calidad para los productos de la zona que permitirá un salto cualitativo para los productores locales.
Además, la mera declaración supone abrir la puerta a optar a ayudas para el desarrollo de proyectos económicos en la zona y para la conservación del medio, además de formar parte de la Red de Reservas de la Biosfera de España, que permite el trabajo colaborativo a través de experiencias ya implantadas en otros territorios.
A partir de la constitución del Consejo Gestor, se realizarán mesas de trabajo “sectoriales” a las que los vecinos están invitados a participar.
“La declaración de la Reserva de la Biosfera del Alto Turia es una oportunidad única de futuro, ya que supone para la zona una trascendencia a nivel internacional que puede derivar en un turismo de calidad y en proyectos de desarrollo para combatir la despoblación”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario