viernes, 30 de agosto de 2019

Alerta sanitaria tras detectar toxina botulínica en el atún en aceite de la marca DIA


+ TURIA | Se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados, que han sido distribuidos en Valencia, entre otras provincias
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha activado una alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica detectada en el atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA.

El brote se ha detectado tras enfermar cuatro personas, de las que tres ya han sido dadas de alta, que ingirieron una ensaladilla rusa casera elaborada con el citado atún.
El producto afectado es una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca DIA, con lote 19/154 023 02587 elaborado en Frinsa del Noroeste S.A. con fecha de consumo preferente 31/12/2022.
El producto fue distribuido por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Valencia, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados.
Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) se insiste en la recomendación a las personas que tengan en su domicilio dicho producto se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta.
La empresa DIA se ha comprometido a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes
No obstante, la cadena de supermercados DIA retiró el pasado 10 de agosto 3.420 latas de atún en aceite de girasol de 900 gramos cada una, es decir, en formato grande, de forma preventiva.
La cadena de supermercados ha confirmado que ha sido este viernes cuando ha recibido la confirmación de la presencia de esta toxina en el análisis de una única lata de un producto fabricado por la conservera gallega Frinsa del Noroeste y del que vende 1,35 millones de unidades al año, esto es, unas 3.560 por día.
Pero, ¿qué es la toxina botulínica? ¿Qué síntomas tiene su ingesta? Se trata de una neurotoxinaelaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum.
Además, la OMS advierte de que los alimentos enlatados, conservados o fermentados de preparación doméstica son una fuente frecuente de botulismo de transmisión alimentaria, y su preparación requiere precauciones especiales.
Los síntomas iniciales incluyen fatiga intensa, debilidad y vértigo, seguidos generalmente por visión borrosa, sequedad de boca y dificultad para tragar y hablar. También pueden concurrir vómitos, diarrea e inflamación abdominal. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario