jueves, 1 de agosto de 2019

Agricultores de Aras de los Olmos denuncian su “indefensión” ante la superpoblación de fauna salvaje


+ TURIA | AVA-ASAJA reclama a la administración soluciones ante los daños que arrasan diez hectáreas de herbáceos a la semana en la localidad serrana
La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia la indefensión que sufren los agricultores valencianos ante la superpoblación de fauna salvaje y reclama a la administración que ofrezca soluciones de manera urgente, puesto que la gravedad es de tal magnitud que en Aras de los Olmos los ciervos, los jabalíes, los corzos, los muflones y la cabra montés están arrasando aproximadamente diez hectáreas de maíz verde y cereales por semana en la explotación de un ganadero de la zona.

Ante estos datos, la organización estima que los daños en la comarca de Alto Turia podrían superar el 10% de la cosecha de cultivos herbáceos. Los agricultores y ganaderos de la comarca cultivan maíz forrajero, alfalfa y otros cereales para la alimentación del ganado y no tienen herramientas para luchar contra la fauna silvestre que saquea sus explotaciones.
El responsable de la sectorial de ovino-caprino de AVA-ASAJA, Antonio Miguel Álvaro, ha perdido ya más de 50 hectáreas de cosecha que destinaba a la alimentación de su ganado, ya que la sequía en pastos está provocando que la caza mayor al no tener alimentos en el monte vaya a los terrenos agrícolas a comer. Además, al haber cada vez menos cazadores, la población de la fauna silvestre no para de crecer y no hay depredadores naturales para estas especies. Si bien es cierto que la situación en el Alto Turia es verdaderamente alarmante, los perjuicios no se encuentran únicamente en esa zona, sino que se extienden por toda la Comunitat Valenciana. Así, hemos recibido avisos por daños de conejos y de jabalíes en las comarcas de Valle de Ayora, Cortes de Pallás, Camp de Morvedre, Camp de Túria, La Costera, Utiel-Requena, Ribera Alta, Vall d'Albaida, l'Horta Nord, l’Horta Sud y la Safor.
Ante esta situación, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, apunta que “es necesario que las administraciones se impliquen a fondo para frenar este problema y asuman las responsabilidades pertinentes para lograr una población estable, equilibrada y compatible con los intereses del medio rural”. Entre estas medidas, desde la asociación se reclama “un mayor control de las especies invasoras de los cultivos, mejoras en la cobertura y las indemnizaciones del seguro de daños por fauna silvestre, ayudas económicas para instalar mecanismos de control, como puede ser el vallado, y compensaciones que hagan frente a las pérdidas que sufren los agricultores año tras año”. Por otra parte, Aguado también pide que “se reconozca el papel fundamental de los cazadores en el control de poblaciones y no se criminalice su función”.
Asimismo, el máximo dirigente de esta organización pide a los agricultores afectados que denuncien la situación para que haya constancia del grave problema que asola al campo valenciano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario