jueves, 9 de mayo de 2019

“Necesitaríamos más empresas de transformación en la zona”


+ TURIA | Entrevista a Consuelo Zacares, emprendedora de productos de cosmética natural afincada en Chelva | “Aquí encuentro proveedores locales de producto ecológico, inspiración, espacios donde dar mis talleres…”
Si la puesta en marcha de un proyecto empresarial ya supone todo un reto para quienes apuestan por un modelo económico y de vida, el emprendimiento en las zonas rurales supone, ya no un reto, sino una aventura que convierte a sus protagonistas en poco menos que “héroes”. Y si quien emprende en estos territorios es una mujer, el reto y la aventura (y por tanto el riesgo) se multiplican exponencialmente.
Nos acercamos hoy hasta Chelva para conocer a una de estas mujeres valientes, emprendedoras que con sus conocimientos, su astucia y su ingenio marcan el camino a quienes dudan de la aventura empresarial.
Consuelo Zacares es una valenciana criada en Madrid y que, de regreso ya adulta hasta su ciudad natal, eligió la localidad serrana de Chelva para construir su proyecto de vida. Licenciada en Bellas Artes e Historia del Arte, profesora de inglés, viajera y “siempre abierta a nuevas experiencias”, Consuelo es un ejemplo de eso que hoy damos en llamar “mujer multidisciplinar”.
“Mi pareja y yo buscábamos un lugar tranquilo donde vivir y haciendo caso a unos amigos que tenían aquí casa, decidimos comprar una segunda residencia en Chelva. Nos encantó el pueblo, sobre todo su patrimonio histórico y natural. De eso hace ya 10 años. Yo trabajaba en Valencia y tenía que ir todos los días pero me compensaba”
“También trabajé en cooperación en Bolivia ayudando en un proyecto educativo que me abrió el camino hacia los usos tradicionales de las plantas”
¿Y es allí donde nace tu pasión por la cosmética natural?
A raíz de formarme como terapeuta natural (shiatsu, tai-chi) comienzo a elaborar mis propios productos naturales terapéuticos, bálsamos, aceites, cremas, y como ya te he comentado que soy muy curiosa y me encanta investigar comienzo a estudiar y a formarme en cosmética natural y fitocosmética. Las propiedades de las plantas, sus usos terapéuticos, aplicaciones cosméticas, propiedades de los aceites esenciales, vegetales..
De ahí paso a formar a grupos de todos los ámbitos (enfermeras, esteticiens, terapeutas, gente joven, adultos, etc..). Soy consciente de lo importante que es informar y concienciar sobre el buen uso de los productos de cuidado personal y cosmético debido al uso indiscriminado de productos dañinos para la salud, la cantidad de alergias y sobretodo enfermedades derivadas del uso de estos químicos. Desde ese momento me dedico a concienciar a través de mis cursos, de una forma sencilla, sin alarmismos.
¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de poner en marcha tu proyecto?
Sobretodo el tema de la legalización. Es muy costoso. Y todo lo que conlleva abrir un negocio.
Llevo muchos años en ello pero poder sacar un producto a la luz supone muchísimo dinero. Y luego tienes que competir con las marcas de cosmética que mueven mucho dinero y venden falsa cosmética natural, sólo hay que saber leer las etiquetas… tienen mucha visibilidad, grandes campañas de marketing…
Lo positivo de todo esto es que después de tantos años y viendo el resultado tan bueno que tienen mis productos estoy muy contenta con el resultado final y con las formulaciones y sólo hay que ver las opiniones de los clientes.
Trabajar con este tipo de productos requiere de un control de laboratorio ¿cómo llevas a cabo estos requisitos desde un pueblo como Chelva?
Mi negocio es una tienda online, trabajo desde casa, el laboratorio no está en Chelva, es un laboratorio colaborativo que contó conmigo desde el primer momento y yo se lo agradezco porque trabajan con artesanas y artesanos seleccionados, y lo hacen muy bien. Tener mi propio laboratorio sería costosísimo, ese es mi sueño pero tal y como están las leyes ahora mismo parece imposible.
Estar en Chelva, donde existe una buena conexión a internet, con fibra y puedo trabajar tranquilamente desde casa, los servicios de transporte y mensajería funcionan fenomenal… y me ofrece tranquilidad, inspiración, puedo pasear todos los días y recoger plantas, estudiarlas, hacer mis preparados.. y tener una calidad de vida que en una ciudad jamás tendría. 
Puedo atender a mi hija, organizarme el horario como quiera y yo que trabajo sobre todo los fines de semana, tomarme un descanso entre semana lo que me permite ir a música o realizar otras actividades que difícilmente podría hacer si tuviera un trabajo normal.
¿Cuáles son las grandes diferencias entre tus productos y los que se pueden encontrar en grandes superficies? ¿Cómo valoras la aceptación de tus productos en el mercado?
La diferencia es muy grande. La calidad de un producto elaborado con materia prima procedente de la agricultura ecológica, sin pesticidas además que no llevan sulfatos, parabenes, ni siliconas (principales elementos en las formulaciones de las cremas), elaborados en pequeños lotes, de forma artesanal y a un precio asequible. La piel lo nota rápidamente. El problema de los productos de la cosmética convencional que encontramos en las grandes superficies es que te lo venden como natural diciendo que lleva aloe vera o jojoba o coco… lo que sea pero realmente llevan muy poco y siguen utilizando los productos que son nocivos: sulfatos, siliconas, además de todo esto... lo que hace es que esos elementos naturales no sirvan para mucho.  Los precios son abusivos en cosmética. Otra ventaja es que ayudas a los productores locales de producto ecológico.
Desde mi página web comercializo mi propia línea de cosmética natural elaborada con producto mediterráneo, principalmente del Alto Turia. Y los aceites esenciales más utilizados en cosmética natural.
Eso sí, necesitaríamos más empresas de transformación porque hay pocos productos ecológicos en la zona que puedan ser utilizados en cosmética.
La cosmética natural ecológica te ofrece múltiples beneficios, te ayuda a que tu piel respire, se nutra, esté protegida, se eliminen de forma natural las manchas, equilibre el sebo evitando el acné y la grasa, evite la caída del cabello… todo ello sin magia... simplemente eliminando los productos que he comentado antes y añadiendo los beneficios de los productos naturales. Así de sencillo.
¿En qué consiste tu oferta formativa, de cursos, talleres…?
Como ya te he dicho antes realizo charlas, talleres, conferencias sobre cosmética natural. Mis talleres están disponibles en el SARC, de la Diputación, por lo que los ayuntamientos pueden contar con ellos para sus actividades durante el año.
Estos días en concreto tengo dos talleres en Valencia, el día 11 de Mayo  en el Herbolario Herbes i arrels y el 25  de Mayo en la tienda de #zerowaste También estoy preparando la feria de Alzira Biosfira que tendrá lugar del 17 al 18 de Mayo en Alzira y donde realizaré tres talleres.
( Puedes acceder a la programación a través de mi web. Eventos: https://consuelozacares.com/eventos/ )
En Chelva también tendré una exposición de mis productos durante la Feria Arrabal Cultural que tendrá lugar del 15 al 16 de Junio.
 Cuando hago talleres en Chelva cuento siempre con el apoyo del ayuntamiento y realizo una ruta buscando las plantas con las que elaborar los productos y después hacemos cremas, jabones, etc.
¿Ha sido más difícil emprender en un pueblo rural que si lo hubieses hecho en la gran ciudad?
Sinceramente creo que no. Tengo todas las herramientas que necesito: internet, buenas comunicaciones, redes sociales que utilizo mucho, proveedores locales de producto ecológico, inspiración, espacios donde dar mis talleres… quizás es más difícil vender porque cuentas con un público limitado pero el público está en internet. Puedo llegar a todo el mundo con esta herramienta.
El público que vive en el campo recuerda el uso de las plantas de sus abuelas, abuelos pero han dejado atrás (la mayoría) esos conocimientos. El recuperarlos es tarea de todos y yo disfruto recogiendo esta información y enseñándola a quien quiera.
Lo que me ha costado sobre todo es que lo valoraran porque al ser un producto de cuidado personal, cosmético y que ya en las grandes superficies encuentras de todo.
¿Has tenido algún tipo de apoyo institucional?
Por parte del ayuntamiento todo su apoyo para dar talleres, exponer mis productos, etc. Por parte del Grupo de Acción Local solicité ayuda a través de los fondos LEADER y han atendido mi petición.
¿Has encontrado más dificultades a la hora de emprender por ser mujer, y además mujer en el medio rural?
En principio no.
La principal dificultad es contar con la experiencia y el dinero para sacar adelante tu proyecto y yo he contado con mucha ayuda de amigos, familiares, al grupo Leader de Turia-Calderona, Mancomunidad... a los que agradezco su apoyo y confianza. 
¿Animarías a otras mujeres a seguir tu ejemplo?
Por supuesto. Lo que también les recomendaría es que primero fueran a los talleres que ofrece la mancomunidad porque antes de emprender hay que poner los pies en el suelo y tener muy claro lo que vas a hacer. Y cuanta más formación mejor.
Y hacerlo no siguiendo una idea fantástica sino hacerlo desde el corazón y para ello tienes que sentir que es tu proyecto. No sirve cualquier cosa. Hacerlo con sentido común. Para mí es un proyecto de vida…
¿Cuáles son tus proyectos de futuro?
Ahora quiero sacar una línea completa de cuidado facial y corporal apto para todo tipo de pieles y seguir avanzando poco a poco, seguir formando y sensibilizando con el cuidado del medio ambiente y conseguir un producto 100% Alto Turia y ecológico. Residuo zero.
¿Dónde podemos encontrar tus productos?
En mi web, en Chelva, en otras localidades cercanas y en Valencia.
 A través de mi web www.consuelozacares.com
Farmacia de Chelva
La tienda de Eulalia en Chelva
La Mozaira, en Chelva
Peluquería Illueca en Tuéjar
Lola San Juan, estética facial, Calles
Estética Facial Patricia, en Villar del Arzobispo
Estética Facial Olympia, en Valencia
 Tienda de productos zero waste, Flipo en Verde, en Valencia
Biosofía(Ruzafa) en Valencia
Herbolari el arbre de la vida, Bétera


No hay comentarios:

Publicar un comentario