viernes, 12 de abril de 2019

Un “milagro” en plena Sierra Calderona


+ TURIA | La rápida actuación de la Protección Civil de Náquera evitó que un brote alérgico por unas olivas causara la muerte a un hombre durante la romería a Santo Espíritu
Comer unas olivas estuvo a punto de costarle la vida. Fue por una alergia alimenticia que desconocía y que le provocó un brote anafiláctico en plena Sierra Calderona.

«Era cuestión de minutos que muriera, porque se me bloqueó la tráquea y no podía respirar», relata a Levante-EMV este hombre de 51 años, que participaba junto a otras 120 personas en la romería de unos 13 kilómetros promovida por los clavarios de Sant Francesc de Náquera, entre esta localidad del Camp de Túria y el monasterio de Sant Esperit en Gilet.
Aproximadamente a mitad de este recorrido por caminos forestales, sobre las 10 horas, el hombre sufrió un brote que hizo temer lo peor hasta que la rápida reacción de los voluntarios de Protección Civil permitió llevarle hasta un punto en el que ya esperaba una ambulancia, donde le estabilizaron y le trasladaron al Hospital de Sagunt.
«Le debo la vida», apunta agradecido este hombre en referencia a la persona que primero coordinó el auxilio del vehículo medicalizado y posteriormente le llevó hasta la salvación, para la que apenas fue necesaria una inyección, ya que media hora después estaba recuperado. | LEER NOTICIA COMPLETA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario