viernes, 5 de abril de 2019

La organización caritativa más antigua del mundo que inspiró San Vicente Ferrer


+ TURIA | El Colegio Imperial para Huérfanos de San Vicente Ferrer lleva 600 años atendiendo a los necesitados en Valencia y de forma ininterrumpida
El descubrimiento de América, el reinado de los Reyes Católicos, las dos guerras mundiales, la Guerra Civil española, crisis económicas, la Constitución, la llegada de la democracia y de grandes avances culturales y científicos son algunos de los hitos históricos a los que ha acompañado una obra caritativa.

Se trata, tal como informa Cope Valencia, del Colegio Imperial Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer. Este centro se encuentra en San Antonio de Benagéber y lleva desde 1410 prestando ayuda a los niños huérfanos.
Seis siglos y 30.000 alumnos después, este colegio de inspiración del dominico valenciano cuenta en la actualidad con 92 niños.
El Colegio Imperial Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer tiene la misión de "acoger a los niños necesitados de Valencia para darles una educación lo más completa posible". Así lo cuenta el Padre José Ignacio, sacerdote y director del centro. Por las mañanas, muchos de estos escolares acuden a otros colegios para luego regresar por las tardes.
De lunes a viernes, los alumnos disponen de la compañía de un educador y de compañeros en su situación con los que conviven. Comparten juegos, actividades al aire libre, deportivas o aprenden a tocar algún instrumento. También, aprenden otras virtudes. | LEER NOTICIA COMPLETA |
El Colegio Imperial de Huérfanos San Vicente Ferrer ha sido propuesto por Cáritas Española como *Candidato al Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019*.


No hay comentarios:

Publicar un comentario