miércoles, 10 de abril de 2019

“Es la noticia científica más significativa de los últimos años”


+ TURIA | Revelan la primera imagen de un agujero negro de la Historia
Es un día histórico para la astronomía. El Telescopio de Horizonte de Sucesos (Event Horizon Telescope) ha logrado la primera foto de un agujero negro.
Tal como informa la revista Muy Interesante, el estudio, que ha sido anunciado hoy en una serie de seis artículos científicos publicados en una edición especial de la revista The Astrophysical Journal Letters, presenta la imagen del agujero negro localizado en el centro de la galaxia masiva Messier 87, situada a 55 millones de años luz de la Tierra con una masa de 6.500 millones de veces la del Sol.

“Hemos tomado la primera fotografía de un agujero negro”, ha afirmado el director del proyecto EHT, Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. “Es una extraordinaria hazaña científica lograda por un equipo de más de 200 investigadores”. Merece la pena destacar que el "revelado" de la fotografía ha durado dos años.
Una noticia de gran calado que ha tenido su eco en la Serranía valenciana, comarca donde la astronomía es uno de los pilares fundamentalmente hasta el punto de convertir el Alto Turia en Destino Starlight y donde los astrónomos de la zona han mostrado su emoción por el trabajo.
“Es la noticia científica más significativa de los últimos años”, explica Ángela del Castillo, directora de Cosmofísica en Titaguas. “En el centro astronómico estamos de celebración, pues además aunque sea en la lejanía todos los astrónomos sentimos un poco nuestra esta noticia”
No en vano, tal como explica Del Castillo, físicos de la Universidad de Valencia y el CSIC han estado ayudando a los 7 telescopios que lo han investigado.
¿Por qué nunca habíamos visto un agujero negro?
Durante años, el telescopio Event Horizon ha estado contemplando el corazón de la Vía Láctea, intentando obtener una fotografía de la ubicación de Sagitario A *, el agujero negro supermasivo central de nuestra galaxia; y en una galaxia llamada Messier 87, a 50 millones de años luz de distancia de la Tierra, tratando de visualizar su agujero negro también. Sin embargo, los agujeros negros son, literalmente, invisibles: absorben toda la radiación electromagnética, lo que significa que ninguno de nuestros telescopios (radio, rayos X, óptica, rayos gamma) puede detectarlos. De ahí que nunca hayamos visto uno. Hasta ahora.
En la revista Muy Interesante han hablado con el astrónomo valenciano Amadeo Aznar del Grupo de Observatorios APT acerca de este gran hito astronómico.
 “Los grandes descubrimientos en la astronomía han estado precedidos por teorías que sustentaban esos hallazgos.
“Salvando las escalas de tiempo y tamaño, y desde el punto de vista histórico, la captura del horizonte de sucesos puede ser similar a la hazaña de nuestros antepasados cuando detectaron en 1801 el primer asteroide, Ceres. Por aquel entonces, se sabía que debería existir un objeto entre la órbita de Marte y Júpiter, gracias a la Ley de Titius-Bode. Se sabía de la existencia de este objeto por métodos indirectos. Debía de existir algún objeto masivo que provocaba alteraciones en las órbitas de otros planetas, pero nunca se había observado directamente. Este objeto no se observó de manera directa hasta años después. Esto supuso un hito en la astronomía del siglo XIX. Ahora la historia se repite, aunque a una escala mayor”, continúa Aznar.

“En el caso de los agujeros negros, sabemos desde hace un siglo de su existencia gracias a la Ley de la Relatividad de Albert Einstein, y también tenemos una idea de su estructura, pero nunca hemos observado uno de manera directa. Otra vez los métodos teóricos han anticipado un escenario que hoy tenemos la posibilidad de contemplar”, aclara el experto. | LEER NOTICIA COMPLETA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario