lunes, 1 de abril de 2019

“Debemos trabajar para romper la imagen a veces apocalíptica que se tiene de los territorios rurales”


+ TURIA | Los socialistas de la Serranía y el Rincón de Ademuz ultiman sus listas para las próximas elecciones municipales | Ramiro Rivera, secretario comarcal: “Es imprescindible una nueva fiscalidad para el mundo rural”
Ante el inminente “rally” electoral que se avecina, con primera llamada a los sufragios autonómicos y generales y segunda para las municipales, los partidos políticos comienzan a cerrar sus listas electorales en los diferentes municipios de la comarca.

Es el caso del PSPV-PSOE que, como otras agrupaciones, trabaja estos días en conformar sus listas municipales para aspirar a las diferentes alcaldías de la región. En el caso comarcal de la Serranía y el Rincón de Ademuz, los socialistas ya tienen “prácticamente cerradas” sus candidaturas, tal como adelanta Ramiro Rivera, alcalde de Titaguas y secretario general de la agrupación socialista de ambas comarcas del interior valenciano.
En un territorio que abarca 25 municipios, separados por más de 150 kilómetros de punta a punta (es la distancia entre Castielfabib, en el Rincón, y Pedralba, primer municipio serrano) la política local supone un reto de primer nivel para los partidos.
El desempleo, la sanidad, el transporte público, los servicios básicos… y sobre todo la despoblación, son el caballo de batalla diario de quienes trabajan en ambas comarcas, pero que también tiene vertiente positivista.
“Es cierto que padecemos los problemas inherentes a los territorios de interior”, explica el secretario socialista, “con el problema demográfico como principal reto, pero también es cierto que debemos trabajar por no transmitir una imagen, a veces apocalíptica, de lo que supone vivir en un pueblo”.
“Estamos detectando que se ha instaurado un cliché o prejuicio en la sociedad, del que todos somos responsables, por el que se piensa que vivir en el pueblo supone estar alejado de la modernidad. Y ni mucho menos es así. La situación ha mejorado mucho en estas comarcas, a pesar del aislamiento geográfico”.
“Parece que la única ventaja de vivir en un pueblo es la cercanía con la Naturaleza y la tranquilidad. A lo que siempre se añade, como una coletilla, las carencias en los servicios básicos: sanidad, educación, transporte o establecimientos comerciales. Y es cierto que en muchos pueblos hay que seguir luchando por mantener los servicios existentes y ampliarlos para garantizar que los vecinos de estos territorios sean ciudadanos de primera, al mismo nivel que los viven en las grandes urbes”
“Pero también es cierto que, muchas veces, esa imagen se exagera y no es real. En Titaguas por ejemplo, tenemos todos los servicios disponibles, desde entidad bancaria hasta gasolinera pasando por la consulta médica diaria. Incluso el municipio genera más empleo del que puede asumir el mercado laboral local y están viniendo a trabajar aquí personas desde otros pueblos”.
“Por supuesto, no es la situación idílica que a todos nos gustaría pero hay que escapar de los extremismos, pues en última instancia, esa imagen de ruralidad y abandono está condicionando a quienes tienen o tendrían en un momento dado de su vida la intención de venirse a vivir a un pueblo”.
“Tenemos cobertura de internet, centros educativos, como el caso reciente de la creación del IES Alto Turia en Chelva, servicios médicos diarios, ambulancia SVB diurna y una amplia oferta cultural y de ocio, por citar algunos de los frentes abiertos”
En este marco, Rivera hace un balance positivo pero destacando “el gran trabajo que aún nos queda por hacer”.
“El pasado diciembre nos reunimos en Benagéber los socialistas de la Serranía y el Rincón en una jornada para recabar propuestas y sentar las bases a corto y largo plazo de nuestro trabajo en el territorio”
Reunión de los socialistas de la Serranía y el Rincón de Ademuz en Benagéber el pasado mes de diciembre
Del encuentro de trabajo surgieron seis líneas básicas de propuestas que serán el pilar general de las diferentes candidaturas socialistas en las elecciones municipales. “Tenemos que conseguir, y para eso necesitamos el apoyo de los gobiernos autonómico y nacional, una nueva fiscalidad para el mundo rural. Hacer entender a los gobiernos que quienes emprenden en el mundo rural, solo por la dificultad que ello conlleva, necesitan un régimen especial”
En este sentido, detalla el dirigente socialista “es necesaria una transición ecológica y medioambiental”.
“Se nos exige, y nosotros lo asumimos como algo inherente a nuestro cargo, el ser guardianes, por decirlo así, del medio ambiente. Pero ello tiene un coste que no puede ser asumido solo por nuestra parte. El medioambiente concierne a todos, a quienes viven en el pueblo y a quienes viven en la ciudad. Es un reto común, conjunto, y sin esa unión de esfuerzos, será mucho más difícil llevarlo a cabo”
El mantenimiento, mejora y ampliación de infraestructuras básicas es también otro de los puntos clave en la política socialista de los territorios de interior, además de aprobar un Plan Director de cultura y educación.
“Pero en las reuniones de trabajo que llevamos a cabo con asiduidad siempre hay dos temas que destacan por encima de los demás: la situación de la mujer y la juventud en nuestras comarcas”.
“Es prioritario que enfoquemos buena parte de nuestros esfuerzos en conseguir que las mujeres se conviertan en parte activa del entramado económico de la comarca, que puedan acceder a empleos de calidad y que, como se dice hoy en día, tengan oportunidades reales de emponderamiento”
“Con los jóvenes pasa algo similar. Cada vez que un joven decide marcharse de nuestros pueblos, es una oportunidad menos de futuro que nos queda. Hay que conseguir que los jóvenes vean el territorio, el pueblo en el que nacieron, como un lugar en el que proyectar sus vidas y su futuro, no como un lugar del que salir cuando surja la oportunidad”
Todas estas líneas de trabajo están enfocadas, como detalla el secretario socialista, a un punto clave: la empleabilidad.
“Sin trabajo, si no conseguimos generar empleo de calidad, es imposible llevar a cabo los planes a corto, medio o largo plazo”
Con todo ello, Ramiro Rivera quiere lanzar ese mensaje positivo. “Hay que mirar el futuro con optimismo, lo tenemos que hacer todos, pues nos concierne a todos, sea cual sea el color político de cada Ayuntamiento, hay líneas que nos unen. Si preguntas a cada alcalde o concejal cuales son los problemas de su pueblo, con las particularidades de cada municipio, te dirá estos mismos problemas. Por ello desde los socialistas de la Serranía y el Rincón de Ademuz tenemos claro que el futuro pasa por el trabajo conjunto de todos los sectores sociales de ambas comarcas”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario