lunes, 4 de marzo de 2019

El Colegio Imperial de Huérfanos San Vicente Ferrer, propuesto como ‘Candidato al Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019’


+ TURIA | Se trata de la institución benéfica en activo más antigua del mundo que ha funcionado de manera ininterrumpida desde su fundación en 1410
El Colegio Imperial de Huérfanos San Vicente Ferrer ha sido propuesto por Cáritas Española como *Candidato al Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019*.

En 608 años de vida la institución valenciana ha educado a más de 30.000 niños y niñas desde sus inicios, fue pionera en la enseñanza escolar a las niñas (s. XVIII) y ha sido ampliamente reconocido por instituciones como la Casa Real, la Generalitat Valenciana o el Ayuntamiento de València entre otros; siendo además vivero de iniciativas sociales y culturales para la ciudad y la provincia.
El Colegio Imperial de Niños Huérfanos, seis veces centenario, fue creado por San Vicente Ferrer en 1.410 para acoger y atender a niños y niñas huérfanos en la ciudad de Valencia, pues desde siempre fue una institución mixta.
Se trata, sin duda, de la institución benéfica en activo más antigua del mundo que ha funcionado de manera ininterrumpida desde su fundación pese a guerras o catástrofes acaecidas en sus diferentes sedes. En su estructura única de casa-colegio se convirtió en la primera de Europa que enseñaba a leer y escribir a niñas a finales del Siglo XVIII1 , diferenciándose así de instituciones similares, en las que tan solo se les instruía en labores y música, o en aquello que les pudiese servir para la vida en casa o en conventos religiosos.
En 2010 celebró su 600º aniversario, efeméride que fue señalada por SS. Majestades D. Juan Carlos I y Doña Sofía, entonces Reyes de España, que recibió en audiencia privada a una representación representativa del Colegio en el Palacio de la Zarzuela; 
también la Administración pública y otros muchos estamentos civiles significaron durante las celebraciones de los 600 años la singularidad del Colegio, recibiendo, entre otras distinciones, la Medalla de Oro de la ciudad de Valencia, la Distinción de la Generalitat Valenciana y, algo más tarde, el Premio educación y sociedad (2011), del Colegio Oficial de Pedagogos y Psicopedagogos de la C.V., o el Premio Justicia de la Generalitat Valenciana (2014).

No hay comentarios:

Publicar un comentario