lunes, 4 de febrero de 2019

Los restos de los cinco fusilados en 1936 en Cañandonera ya descansan en el cementerio de Villastar


+ TURIA | Un emotivo acto cierra esta herida histórica en el municipio turolense 83 años después
Antonio Mateo Pérez, Apolinar Tomás Hinojosa, Lorenzo Maícas Atienza, Santiago Atienza Corbalán y su padre, Roque Atienza Redolar, reposan desde el sábado en el cementerio municipal de Villastar, 83 años después de que fueran fusilados en el paraje la Cañandonera de esta localidad turolense durante la Guerra Civil.

Tal como informa Diario de Teruel, con un emotivo homenaje que reunió a los familiares de estos cinco hombres culminaba el proyecto de exhumación de esta fosa que ha impulsado la Asociación Pozos de Caudé.
“Este acto supone la recuperación de la memoria de mi abuelo y cerrar un episodio traumático en mi familia”, con estas palabras explicaba Lorenzo Maícas, que lleva el nombre de su abuelo desaparecido la emoción que sentía él y que era compartida también por el resto de familias de los cinco sindicalistas que fueron ejecutados el 28 de agosto de 1936 en represalia por los proyectos que habían impulsado desde la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra para una reforma de la propiedad agraria.
“Soy casi de Villastar aunque vengo de Valencia, estoy muy contento porque ha sido un proceso muy lento pero, si al final mi padre hubiera podido estar aquí, estaría muy orgulloso de todos nosotros”, comentó Jesús Tomás, presidente de la Asociación de Familiares de la Fosa de los Cinco de Cañandonera.
La mañana comenzaba a las 10.00 horas en el edificio multiusos de Villastar con un homenaje en el que se explicó todo el proceso de localización, exhumación e identificación de los restos de los conocidos como los Cinco de Cañandonera.
El presidente de la Asociación Pozos de Caudé, Francisco Sánchez, se mostró muy satisfecho porque, después de casi veinte años desde que se inició la búsqueda, “el objetivo se ha cumplido”.
Sánchez reconoció que había sido un proceso lento ya que en 1999 ya tuvo el primer encuentro con un vecino del pueblo que le habló de esta fosa. Durante todos estos años ha habido muchos avatares pero al fin se ha logrado recuperar los restos.
El presidente de esta organización de memoria histórica explicó que fue muy costosa la localización de todos los familiares ya que muchos de ellos estaban en Valencia, Alicante o Barcelona. | LEER NOTICIA COMPLETA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario