viernes, 11 de enero de 2019

Un caso de violencia de género podría estar detrás de la oleada de incendios de coches en Massamagrell


+ TURIA | El detenido, un hombre alemán residente en Vilamarxant, ha ingresado en prisión por robar en casa de su vecina tras dispararle con una carabina
Un caso de violencia machista parece estar detrás de la oleada de incendios intencionados de vehículos estacionados en distintas calles de Massamagrell y Museros después de que los investigadores de la Guardia Civil averiguaran que uno de los primeros fuegos se produjo precisamente en el coche de la expareja del ahora arrestado como presunto autor de los mismos.

El detenido, de 42 años y vecino de Vilamarxant, ingresó ayer en prisión por una sentencia que tenía pendiente de un año y ocho meses de cárcel por un delito de robo con fuerza en casa habitada.
Según ha podido saber Levante-EMV, el detenido por esta oleada de incendios, junto a otra persona, dispararon con una carabina de aire comprimido a una vecina en mayo de 2011 en Vilamarxant. Tras herirla en un ojo, aprovecharon que ésta tuvo que ser evacuada al hospital, para forzar su domicilio y entrar a robar en el mismo. Por estos hechos el Juzgado de Lo Penal número 17, con sede en Paterna, lo condenó a un año y ocho meses de cárcel, pena que tenía pendiente de cumplir. De ahí que el sospechoso tuviera en vigor una orden de búsqueda, detención y entrada en prisión.
En esta ocasión la Guardia Civil de Massamagrell le imputa 16 incendios en vehículos estacionados en la calle ocurridos en las dos últimas semanas en los municipios de Museros y Massamagrell. Según fuentes del Instituto Armado, el sospechoso se movía en bicicleta y utilizaba un casco para no ser reconocido.
Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que uno de los coches donde se originó el fuego pertenece a la expareja del detenido. Se sospecha que su intención era la de ocasionar un daño a su excompañera como venganza y que habría prendido el resto de coches para tratar de desviar las investigaciones a un supuesto caso de vandalismo callejero.
El arrestado, de 42 años y origen alemán, presuntamente provocaba los incendios rompiendo el cristal de los coches y arrojando algún tipo de acelerante al interior. En otros casos prendía fuego directamente a las ruedas. | LEER NOTICIA COMPLETA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario