domingo, 30 de diciembre de 2018

Alarma por la presencia en los pueblos de bandas criminales que estafan a los ancianos


+ TURIA | La Guardia Civil de Aragón investiga al menos dos denuncias y pide a los ayuntamientos difusión
La Guardia Civil alerta de la presencia de bandas criminales en la provincia de Zaragoza que actúan en el medio rural y que tienen a la gente mayor entre sus víctimas potenciales para, mediante engaños, acceder a sus viviendas y sustraerles joyas, dinero u objetos de valor.

Tal como informa el diario Heraldo, la Comandancia de Zaragoza investiga al menos dos denuncias por hurtos cometidos con este método y ha pedido a los ayuntamientos que difundan este tipo de hechos para informar a la población.
Algunas localidades de las comarcas de Campo de Borja y de Tarazona y el Moncayo, por ejemplo, se han sumado a esta recomendación, y han compartido datos sobre el modus operandi de estos grupos. Es el caso de los Ayuntamiento de Vera de Moncayo o de Ambel. En una publicación colgada el jueves en el Facebook del Consistorio de este último municipio -y que hasta este viernes a última hora de la tarde ya acumulaba 30 comentarios y había sido compartida por 1.578 personas- informan de que se ha detectado la presencia de "dos o tres mujeres corpulentas, con acento español, acompañadas de un varón que espera en coche", que suele estar estacionado en las proximidades por si surgen problemas y deben escapar.
Al parecer, las mujeres abordan a personas de avanzada edad cuando las encuentran en la calle, con la excusa de ir al baño o diciéndoles que conocen a algún familiar. De esta manera, tratan de ganarse su confianza para entrar a sus domicilios y, aprovechando un descuido, sustraer sus efectos personales. En caso de ser detectados, se solicita la colaboración ciudadana para tomar los datos de la matrícula o una descripción que ayude a su identificación.
Fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza explicaron que las excusas y métodos que emplean este tipo de bandas son de lo más variadas y pueden incluir también el abrazo efusivo y por sorpresa para hurtar un collar o una cartera. Según indicaron, las Navidades son unas fechas proclives para que repunten este tipo de delitos entre las personas mayores en el medio rural.
La Guardia Civil está investigando al menos dos denuncias en la provincia por robos a ancianos cometidos por estos grupos organizados. El primero ocurrió el pasado 12 de diciembre en Paniza; y el segundo, ocho días después en Longares. Ambas poblaciones están situadas en el Campo de Cariñena. Fuentes de la Comandancia alertaron de que podría haber un tercer robo registrado en los últimos días, que se habría llevado a cabo con un procedimiento similar.
La alcaldesa de Ambel, Paula Trívez, explicó ayer que, tras tener conocimiento de la presencia de estos grupos, decidió informar a los vecinos como medida de precaución: "Lo publicamos en el Facebook pero también optamos por pregonarlo por megafonía por el pueblo para que las personas mayores que no usan internet tengan conocimiento".
Recomendaciones a los ancianos
La Guardia Civil aconseja a los ciudadanos, y sobre todo a las personas mayores, que sospechen de los desconocidos que quieren ganarse su confianza con excusas peregrinas. Entre las recomendaciones que recoge el Plan Mayor Seguridad, que diseñó el Ministerio del Interior, y que incluye charlas a ancianos en el ámbito rural, está desconfiar siempre de quien llame a su puerta ofreciéndole la venta de cualquier cosa o que diga que representa a un organismo público o asociación humanitaria. Recomienda recelar de los servicios técnicos que no haya llamado previamente.
En caso de dudas, hay que llamar al 062 y proporcionar el mayor número de datos posibles -características físicas y matrícula de vehículos utilizados- para facilitar la labor de los agentes para poder identificar a los ladrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario