jueves, 15 de noviembre de 2018

Tráfico intensifica los controles de velocidad en la N-330


+ TURIA | La vía que une Ademuz y Teruel continúa en el punto de mira de los radares móviles
Radar en Villastar (Teruel) | Fotografía : David Carpin
La Dirección General de Tráfico (DGT) continúa intensificando el control de velocidad en las carreteras secundarias de la provincia, con especial a algunos puntos, como la N-330 que une la localidad valenciana de Ademuz con Teruel.

Tal como hemos informado en días anteriores, usuarios de la vía han detectado y probado gráficamente la presencia de radares móviles, especialmente en las travesías de los municipios de la zona, como es el caso de Villastar, a la que pertenece la imagen de cabecera captada este jueves.
Se trata, paradójicamente, de una de las carreteras cuyos usuarios exigen desde hace años una mejora integral lo que ha desatado la indignación entre los vecinos de la zona que denuncian como "ante la peligrosidad de la vía, en lugar de arreglar e invertir en la carretera, invierten en radares".
El objetivo, según la DGT, es descender la siniestralidad en este tipo de vías secundarias, carreteras en las que cada año mueren un millar de personas, el 77% de los fallecidos en accidente. Y es que en estas vías ante cualquier exceso o despiste al volante, el conductor tiene pocas oportunidades dado el trazado de las calzadas.
Según ha asegurado el máximo responsable de la DGT, Pere Navarro, «conocemos donde se nos mata la gente en carretera y todos los estudios indican que para bajar la siniestralidad hay que reducir la velocidad en carreteras convencionales y hacer cumplir los límites establecidos. Y en eso estamos trabajando.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario