jueves, 1 de noviembre de 2018

Descienden un 13% los accidentes mortales en carreteras de Diputación de Valencia


+ TURIA | El informe del último ejercicio mantiene como punto negro provincial la CV-370 en Pedralba
La siniestralidad en las carreteras de la Diputació de València ha experimentado un descenso en el último año, con un 13 % menos de accidentes con víctimas a lo largo de 2017 en relación al año anterior.

Según ha informado la corporación provincial en un comunicado, los datos del informe de accidentalidad del pasado año registran 816 incidentes, de los cuales 341 fueron con víctimas, frente a los 392 del ejercicio anterior.
Siete de esas víctimas fueron mortales, cinco menos que en 2016, lo que presenta una reducción del 41,67 % en el número de fallecidos.
La red provincial de carreteras tiene una extensión de 1.800 kilómetros y en 2017 circuló por ellas un tráfico medio de 2.229 vehículos al día, si bien existen vías por las que apenas transita un centenar de vehículos cada jornada y otras que acumulan más de 10.000.
La mayor parte de la circulación, en torno al 83 %, se concentra en las carreteras de tráfico elevado, con más de 2.000 vehículos al día.
En estas vías se atendieron en 2017 un total de 816 siniestros, de los cuales un 56 % estuvieron protagonizados por turismos, un 22 % por motocicletas, con una víctima mortal frente a las 3 del anterior ejercicio, y un 9 % por bicicletas, y destaca la reducción de los accidentes con implicación de peatones, de 9 a 3 y sin fallecidos.
En cuanto a los puntos negros, el informe del último ejercicio alerta de problemas en la CV-317 entre Sagunto y Canet; en la CV-370 en Pedralba y en el acceso a la playa de Tavernes, en la CV-603.
Por otro lado, se ha registrado una importante reducción de los accidentes con víctimas en la CV-670, en el tramo entre Gandia y Oliva, pasando de 8 siniestros en 2013 a tan solo uno en 2017, año en que se terminaron las obras de la glorieta de acceso al puerto de Gandia.
El área de Carreteras de la Diputació de València ha invertido en 2018 cerca de 20 millones de euros en su programa de seguridad vial, con el objetivo de reducir la siniestralidad en la red provincial mediante obras de mantenimiento y conservación, señalización, intervención en puntos negros y mejora de la movilidad en zonas urbanas.
El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, ha presentado el programa de seguridad vial de 2018 y el informe de accidentalidad del año anterior a responsables de todos los grupos con representación en la corporación provincial. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario