sábado, 1 de septiembre de 2018

Medio Ambiente abrirá una mesa de diálogo para decidir el futuro del observatorio forestal del Picaio


+ TURIA | Algímia espera que la Conselleria reconsidere su decisión y reabra el punto de vigilancia de la Sierra Calderona
Incendio de este viernes en Gilet
La Conselleria de Medio Ambiente ha instado al Ayuntamiento de Algímia d´Alfara a retomar las conversaciones a cerca del observatorio forestal del Picaio (Sierra Calderona), después de que decidiera cerrar este punto de vigilancia para la prevención de incendios con un informe en contra y la oposición del alcalde la localidad, Ernest Buralla (PSPV).

De momento, tal como informa el diario Levante, no se ha puesto fecha a la reunión entre ambas administraciones, de la que se espera «salga una acuerdo para reabrir el observatorio», adelantaba Buralla. «La posición de este ayuntamiento no ha cambiado ni un ápice. Consideramos que el observatorio es necesario para la prevención de incendios y que en este asunto no se puede recortar». añadía.
El alcalde insiste en que su postura no es ningún capricho, sino que «está basada en un informe técnico que la avala», documento en el que se deja claro la importancia de este punto de vigilancia en la comarca dada las «zonas de sombra» de otros observatorios de la Calderona como el Alto del Pino. Dentro de estas zonas de sombra se encuentran algunas urbanizaciones como la del Tochar en Torres, en las que viven ahora en verano decenas de vecinos. Buralla asegura que tampoco hay una actitud egoísta en su petición de reabrir el observatorio, y aclarando que «el alcance de este punto de vigilancia va más allá del termino de Algímia, por lo que su puesta en marcha beneficia a toda la comarca y al parque natural».
Precisamente, el mandatario ha obtenido el apoyo de todos los alcaldes de la Mancomunitat de la Baronia, quienes han calificado la decisión de la conselleria de «barbaridad» como es el caso del alcalde de Gilet, Salva Costa (PSPV). Por su parte, el presidente de la entidad calificaba el cierre de «retroceso» y pedía como responsable de la mancomunitat que se reconsiderara la decisión, al igual que solicitaba el informe que los forestales presentaron a la conselleria sobre el observatorio del Picaio.
Al apoyo de los alcaldes de la Baronia se suma ahora la de la coalición de Compromís, que esta semana anunciaba la presentación de una moción en todos los ayuntamientos de la comarca para la protección de las masas forestales de Morvedre.
En ese documento, no solo se recogía la solicitud a la conselleria para reabrir el punto de vigilancia contra incendios de Algímia sino que además, se pedía que la apertura de un nuevo observatorio forestal en el monte de Romeu-Bonilles, y una red de puntos de vigilancia en toda la comarca.
Precisamente. la moción se apoya en los argumento esgrimidos por los forestales para que no se cerraran el Picaio, como son las zonas de sombra. El texto de Compromís insiste en que los puntos de vigilancia actuales no dan cobertura a toda la comarca y de ahí la necesidad de mantener el Picaio y crear otros nuevos.
Cabe recordar que la conselleria esgrimía hace varias semanas como argumento para justificar el cierre del Picaio la cobertura de otros puntos de vigilancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario