sábado, 29 de septiembre de 2018

Los bomberos forestales siguen en huelga y exigen el cumplimiento salarial

+ TURIA | Se han concentrado este viernes ante el Palau de la Generalitat y la Delegación del Gobierno  
Bomberos forestales de Tragsa se han concentrado este viernes ante el Palau de la Generalitat y la Delegación del Gobierno mientras continúan en huelga para reclamar el cumplimiento del aumento salarial por nuevas funciones que fue pactado con el Ministerio de Hacienda.

Los bomberos esperaban que Hacienda diera este viernes el visto bueno y autorizara la subida salarial de acuerdo a sus nuevas funciones, de un 30 %, pero esto no ha ocurrido, y han acordado reunirse todos los días de la próxima semana con el director general de Emergencia de la Generalitat, José María Ángel, para realizar el seguimiento del proceso.
La protesta ha comenzado a las 10 horas ante el Palau de la Generalitat, donde han sido recibidos por José María Ángel, quien les ha comunicado que esta cuestión se resolverá favorablemente la semana que viene, según ha asegurado a Efe el portavoz de CCOO, Antonio Criado.
Ángel ha trasladado a los representantes sindicales de los bomberos forestales "todo el apoyo" de Presidencia de la Generalitat para que se materialice el proceso administrativo del aumento salarial, que se producirá a lo largo de la semana que viene, según ha asegurado.
El director general de Emergencias ha señalado desconocer los motivos del retraso de Hacienda en autorizar el acuerdo, ya que el Reglamento de bomberos forestales -que era uno de los requisitos de Hacienda- se aprobó por el Consell el 7 de septiembre y se publicó en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana el día 11.
Tras esta reunión, los bomberos se han desplazado a la calle Colón para concentrarse ante la Delegación del Gobierno con el fin de pedir explicaciones sobre por qué, como estaba previsto, no se ha dado este viernes el visto bueno al pacto alcanzado.
El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha recibido a los representantes de los bomberos, a quienes ha transmitido las novedades en cuanto a la evolución de esta cuestión, y fuentes de la delegación han indicado que esperan que en los próximos días haya una solución definitiva.
La próxima semana está previsto que dos bomberos forestales inicien una huelga de hambre en Castellón a partir de las 10 horas del lunes, y el viernes 5 de octubre se volverán a concentrar ante el Palau de la Generalitat.
Hace dos años Les Corts decidió que las brigadas forestales de Tragsa, empresa estatal, pasaran a ser bomberos forestales al desempeñar funciones de emergencia para la Comunitat Valenciana, y la SEPI -de la que depende Tragsa-, tras consultar con Hacienda, hizo tres requerimientos.
Estos son una memoria organizativa con las nuevas funciones -ayudan y participan en emergencias como inundaciones o nevadas-, un reglamento y la consignación presupuestaria del aumento salarial, que se recogió en los presupuestos de la Generalitat de 2018.
Este mes de septiembre se materializó un nuevo convenio entre Tragsa y los representantes de los trabajadores, con mediación de la Generalitat, por el que se ha incorporado al convenio laboral el incremento salarial del 30 % y la segunda actividad, que permite a los bomberos que por razones físicas no pueden continuar con las condiciones del trabajo no perder derechos laborales ni económicos. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario