sábado, 29 de septiembre de 2018

Concha Montaner se retira tras veinte años en la élite


+ TURIA | La saltadora de L´Eliana deja el deporte de competición tras convertirse en una de las mejores deportistas españolas de la historia
La saltadora valenciana de 37 años, Concha Montaner, ha anunciado este viernes su retirada del atletismo después de dos décadas como profesional.
La valenciana se inició como profesional en pruebas de velocidad antes de dar el salto al salto de longitud, si bien es cierto también llegó a competir al más alto nivel en triple salto. Sin embargo, Montaner se forjó un nombre en el atletismo en la modalidad de salto de longitud.

La de L'Eliana comenzó su andadura en el salto de longitud en 1998 en un meeting nacional en Santander en el que firmó una marca de 5.95 metros. Desde entonces su ascensión fue meteórica hasta el punto de terminar completando una trayectoria inmaculada. Montaner fue campeona de España en siete ocasiones al aire libre y once en pista cubierta, logró una medalla de bronce en el Mundial de pista cubierta del año 2006 celebrado en Moscú, y una plata en el Europeo de Birmingham del año siguiente.
Además cuenta con cuatro participaciones olímpicas en Sidney 2000, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, hito que solo han alcanzado deportistas de la talla de Juan Carlos Navarro, Joan Llaneras, Conchita Martínez o Pau Gasol para terminar sumando un total de 47 internacionalidades. Su mejor marca en su prueba fetiche, el salto de longitud, es de 6.92 lograda en un meeting en Madrid celebrado en 2005.
Durante sus más de 20 años como profesional, Montaner formó parte del CA L'Eliana, el Valencia Terra i Mar, y el Playas de Castellón. Sin duda, uno de los momentos más especiales de la carrera de la pupila de María Peinado fue cuando recibió la noticia de que la IAAF le otorgaba la medalla de bronce doce años más tarde de la disputa del Mundial 2006 después de que la rusa Tatiana Kotova diera positivo por dopaje. “Esto sabe bien, no sabía que iba a subir al podio. No es lo mismo, pero fue más emocionante de lo que esperaba. Lo que haré cuando llegue a casa es dejar la medalla a mi hija, quiere morderla”, reconocía tras recibir la noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario