jueves, 16 de agosto de 2018

Las zonas rurales alertan de que sin ambulancias peligran sus asistencias


+ TURIA | Desde el pasado 1 de agosto, los centros de salud se han quedado, de forma indefinida, sin ambulancias para atender urgencias a domicilio, después de que la Conselleria de Sanidad tras negociar con la concesionaria del servicio, optara por suprimir los vehículos de Transporte no Asistido (TNA) | El Consell dejó en manos de cada departamento de salud la búsqueda de una solución para que facultativos y enfermeros se desplacen hasta los hogares de los pacientes en cada población
Los profesionales que se encargan de cubrir las atenciones médicas y sanitarias a domicilio en las zonas de interior de la Comunidad Valenciana han remitido un comunicado a la Conselleria de Sanidad para advertir que se sienten impotentes ante la falta de un transporte que les permita dar una asistencia «en condiciones» a los pacientes que requieren sus servicios.

Desde el pasado 1 de agosto, tal como informa el diario El Mundo, los centros de salud se han quedado, de forma indefinida, sin ambulancias para atender urgencias a domicilio, después de que la Conselleria de Sanidad tras negociar con la concesionaria del servicio, optara por suprimir los vehículos de Transporte no Asistido (TNA). El Consell dejó en manos de cada departamento de salud la búsqueda de una solución para que facultativos y enfermeros se desplacen hasta los hogares de los pacientes en cada población.
Una realidad que tiene como trasfondo el nuevo pliego de contrato con la empresa de las ambulancias firmado Conselleria de Sanidad y que ha supuesto una reducción del coste de 25 millones de euros.
Una vez transcurridos los primeros 15 días de la puesta en marcha de la medida y a pesar de que las zonas urbanas han ido resolviendo las atenciones con taxis, ha quedado demostrado que las áreas rurales del interior de la Comunidad Valenciana han sido las peor paradas por la falta de medios de transporte para acceder a las solicitudes de los usuarios de los servicios sanitarios.
Los afectados son los profesionales de las comarcas El Ports, El Alt Maestrat, Alt Palancia, Los Serranos, El Valle de Ayora, Rincón de Ademuz, Alt y Mitjà Vinalopó y El Comtat. Aunque desde la Plana de Utiel es donde ha partido la advertencia.
«Ya hemos trasladado la inquietud que esto nos ocasiona porque consideramos una gran pérdida en la calidad de la atención a nuestros pacientes», según se describe en el texto que firman los profesionales sanitarios que trabajan en las poblaciones de Utiel, Las Cuevas, Los Corrales, Las Casas, Sinarcas, Caudete, Benagéber, La Torre, Camporrobles, Fuenterrobles, Villargordo y Venta del Moro y todas sus aldeas.
De igual modo, recuerdan: «Nuestra zona es la más dispersa de la Comunidad Valenciana con la población más envejecida». Por ello, aseguran que en el departamento de salud de Requena «estamos muy preocupados» porque desde el 1 de agosto «se nos prohibe utilizar las ambulancias para ir a atender urgencias a domicilio».
Toda la comarca
Como ejemplo describen que en el punto de atención continuada de Utiel «sólo contamos con el SAMU hasta las 8 de la tarde. A partir de esa hora las emergencias y urgencias de toda la comarca deben ser atendidas por nuestro personal, con sus vehículos propios».
En el misma carta recuerdan que los transportes que se han propuesto para otras zonas menos dispersas son «la moto, bici, coche, patines... o el taxi para situaciones de visitas a domicilio urgentes». En cambio, en las localidades rurales y de interior «se puede demorar muchísimo el traslado del paciente y su atención». De igual modo alertan de que una vez que llegan al domicilio, «no tenemos los recursos con los que contamos en la ambulancia -camilla, aspirador, oxígeno suficiente...- para una atención y traslado de calidad del paciente».
Estos profesionales han hecho un llamamiento antes de que se produzca «alguna desgracia» y para que nadie les culpe a ellos de la carencia de medios que deben asumir. «Nosotros somos pocos y nuestra voz casi no se oye pero queremos informar a la población de lo que está ocurriendo antes de que tengamos que lamentar alguna desgracia», indican.
Por su parte, desde el Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (CECOVA) se ha trasladado a todo su colectivo -cercano a los 25.000 enfermeros- que es obligación de la Conselleria de Sanidad «poner todos los medios necesarios para que la asistencia sanitaria otorgada por el personal sanitario sea de la mayor calidad y sin riesgo alguno para el usuario que es atendido».
Desde el Cecova se recomienda que para que no se vea mermada la asistencia urgente cuando los profesionales tengan que realizar un aviso a un domicilio y la Conselleria no haya puesto los medios para que puedan desplazarse con las garantías profesionales que los usuarios se merecen, «llamen al 112 para que éste sea conocedor de la situación en la que se encuentran los profesionales sanitarios, para que sea el 112 el que ponga los medios necesarios para poder realizar la asistencia demandada por el usuario lo más rápidamente posible».

No hay comentarios:

Publicar un comentario