martes, 3 de julio de 2018

Trabajadores de Divalterra expresan su "total hartazgo" por la situación de la empresa pública


+ TURIA | Exigen "sentido de la responsabilidad y respecto hacia estos más de 700 trabajadores" que "se ven siempre amenazados por unos políticos incompetentes
El Comité de Empresa de Divalterra ha expresado su "total hartazgo e indignación" por las "descalificaciones vertidas en los medios por algunos políticos respecto a la empresa" y el "desmadre" que han generado los dirigentes de la institución "de antes y de ahora" y han rechazado las propuestas del cierre de la empresa porque no es "responsable" de los "problemas que generan personas ajenas a los trabajadores": "Si se mata el perro no se acaba la rabia", han señalado.

Así, mediante un comunicado han manifestado que "si se mata a Divalterra, no se acaba con la corrupción ni con contrataciones ilegales de personas afines a los dirigentes de la Diputación, eso sí, se deja en la miseria a más de 700 familias y sin unos importantes servicios para los municipios de la provincia".
Por ello, han criticado que "el problema no estña en la empresa, reside en quienes las utilizan de manera bastarda para sus fines partidistas", y han censurado que los gerentes "son militantes políticos sin conocimiento de gestión, nombrados por el Consejo de Administración formado por representantes de partidos políticos, con la misma mayoría que gobierna la Diputación".
"Y ello no tiene nada que ver con los trabajadores y trabajadoras de Divalterra, ni con los y las brigadistas, ni con el personal técnico y administrativo de esta empresa", han señalado, al tiempo que han exigido a los políticos que "dejen de criminalizarles" y "utilizarles" para sus propios intereses. "Alguno de ellos, ahora conocemos que antes le pedían Marcos Benavent que colocara asesores. No hay mayor hipocresía", han agregado.
Así, han exigido "sentido de la responsabilidad y respecto hacia estos más de 700 trabajadores" que "se ven siempre amenazados por unos políticos incompetentes y que se olvidan con una rapidez pasmosa que están jugando con el trabajo, el futuro y la economía de cientos de trabajadores". "No somos los trabajadores de esta empresa los que hemos cometido ningún delito y pedimos responsabilidad, respeto y justicia", han sentenciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario