miércoles, 11 de julio de 2018

La crítica situación de los embalses agrava la alerta por sequía


+ TURIA | Según el balance hídrico semanal, los cuatro pantanos del Turia acumulan 117, 88 hectómetros cúbicos tras caer casi tres en la última semana
La sequía no da tregua. Pese a que junio fue un mes lluvioso (las precipitaciones fueron prácticamente el doble del promedio), la situación no mejora.

Tal como informa el diario Las Provincias, los embalses del Turia, que junto a los del Júcar abastecen Valencia y el área metropolitana, acumulan ya seis meses en alerta, según el informe de seguimiento de la sequía que realiza la Confederación Hidrográfica del Júcar y llevan ya más de un año en situación crítica.
Desde antes del verano de 2017, los embalses del sistema Turia (fundamentalmente Benagéber y Loriguilla) se encuentran en prealerta y la situación no ha hecho más que agravarse a lo largo del año. Un otoño e invierno muy secos y una primavera lluviosa no han mejorado el balance.
Según el balance hídrico semanal, los cuatro pantanos del Turia acumulan 117, 88 hectómetros cúbicos tras caer casi tres en la última semana.
La evolución ha sido contraria a los pantanos del sistema Júcar. Hace un año se encontraban en prealerta y ahora han vuelto a la normalidad. Las lluvias de los últimos meses han permitido revertir la situación. Las reservas actuales permiten prever que el año hidrológico concluirá en mejores condiciones que el anterior. El embalse de Alarcón, el mayor de la Confederación Hidrográfica del Júcar, se encuentra al 41,13%, mientras que hace un año estaba al 35% y el de Contreras almacena seis puntos porcentuales más que en julio de 2017.
Aún así, la situación del Júcar no es halagüeña. Todas las cuencas hidrográficas españolas presentan una situación mejor que el pasado año, excepto esta, cuyos embalses almacenan ahora 1.136 hectómetros cúbicos de agua, doce menos que en los primeros días de julio de 2017.
La del Júcar, con los embalses al 34 por ciento, y la del Segura (al 29,4 por ciento) son las dos cuencas que presentan la situación más precaria, según los datos del Ministerio hechos públicos ayer. Acumula 0,7 puntos menos de agua embalsada que la semana pasada y 0,4 por debajo del nivel de hace un año, mientras que las reservas de la cuenca del Segura han disminuido 1,3 puntos respecto a la semana pasada y han aumentado 4,6 puntos respecto a hace doce meses.
La cantidad de agua embalsada en los embalses peninsulares ha vuelto a bajar, por tercera semana consecutiva, y se sitúa en el 69,4 por ciento del total posible, muy por encima de los niveles del pasado año y de la media de los últimos diez. (leer noticia completa en Las Provincias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario