lunes, 4 de junio de 2018

Vilamarxant vive el Corpus Christi con danzas, música y devoción


+ TURIA | La procesión de la tarde incorporó tres bailes propios de esta festividad que tuvieron muy buena acogida entre los vecinos y vecinas del municipio
Vilamarxant vivió ayer la fiesta del Corpus Christi con la devoción y tradiciones de todos los años y con novedades del folclore propio de este día. Los actos empezaron por la mañana con una misa y una "mascletà" en la Replaça.

La parte más solemne de la festividad llegaba por la tarde, con la procesión en la que, además de numerosos vecinos y vecinas de Vilamarxant, participaron diferentes colectivos del municipio como por ejemplo las tres comisiones falleras, representadas por sus falleras mayores y presidentes; los festeros y festeras de 2017, con la Reina Laia Benlloch, y los niños y niñas que este año han tomado la primera comunión, acompañados por sus familiares. Junto a ellos, la custodia bajo palio, portada por el cura Alberto Martín, acompañada por miembros de la parroquia de Santa Catalina y por fieles. Además, la procesión también contó con la presencia de los jefes de los cuerpos de seguridad, de representantes municipales y de la música de la Unió Artística Musical de Vilamarxant.
Pero este año, como novedad, la procesión estuvo encabezada por música y bailes, introducidos gracias a la iniciativa de dos agrupaciones culturales del pueblo: el Grup de Danses i Pastorets y la Colla A Contratemps.
Con el visto bueno de la Parroquia, interpretaron tres danzas de carácter popular y también con su significado religioso. Bailes tradicionales del Corpus que se interpretan en otros municipios del territorio valenciano y que, desde ayer, formarán también parte de las celebraciones del Corpus en Vilamarxant.
Así, los miembros adultos del Grup de Danses i Pastorets incorporaron la danza de la “Magrana”, un baile alegre de cintas donde las "dansaires" representan a los judíos que, al abrirse la "magrana" al final del baile, muestran el acatamiento de la Eucaristía.
Además, los niños y niñas de la escuela del Grup de Danses fueron también protagonistas con el baile “dels Cavallets” y el “dels Arquets”.
La primera es una danza en la cual los niños llevan unos caballitos de cartón y van vestidos al estilo arábigo para significar que también los infieles hacen testimonio de su adoración al Sacramento.
Por otro lado, el baile conocido como “els Arquets” se denomina así por los arcos florales que llevaron las niñas del Grup de Danses para ejecutar con ellos diversas figuras coreográficas. Simboliza la alegría de los labradores por participar en la fiesta del Corpus.
El Grup de Danses ha estado preparando estos bailes durante mucho tiempo y también han sido los encargados de elaborar todos los complementos, como los arcos y los caballos de cartón.
Estas danzas fueron interpretadas en cada una de las tradicionales mesas del Corpus que, como marca la tradición, están adornadas por vecinos, vecinas y asociaciones culturales como las fallas. Los bailes recibieron fuertes aplausos del público en cada interpretación. La última tuvo lugar en la misma plaza de la Iglesia, después de la entrada solemne de la custodia al templo, donde permanecerá hasta salir en la celebración del Corpus Christi del año que viene.
Esta fiesta está organizada por la Parroquia de Santa Catalina y por la Concejalía de Fiestas y Tradiciones del Ayuntamiento de Vilamarxant. Además, cuenta con la colaboración mencionada del Grup de Danses i Pastorets de Vilamarxant y de la Colla A Contratemps, en dos actividades que se incluyen en las contraprestaciones económicas que otorga la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario