martes, 19 de junio de 2018

El Ayuntamiento de Llíria promoverá el estudio del ciberacoso sexual a menores


+ TURIA | Prepara, junto a expertas internacionales en grooming, una jornada informativa para combatir este tipo de actuaciones
El alcalde de Llíria, Manolo Civera,  ha recibido a Nuria Lorenzo y Carmen Pérez, investigadoras de la Universidad de Swansea (Reino Unido) y de la Universitat Politècnica de València, respectivamente, para abordar la ejecución en el municipio de un programa dirigido a la información y prevención contra el acoso sexual a menores por internet, también conocido como grooming.

El primer edil ha explicado que, “dentro de los compromisos adquiridos con la creación de la Comisión Técnica Municipal de Protección de la Infancia y Adolescencia, queremos desarrollar este proyecto. Para ello, está previsto organizar una jornada en el último trimestre del año para poner en común la realidad actual en Llíria y en la que participen los distintos agentes implicados del ámbito de la salud, la educación, los servicios sociales y la seguridad”.
 “Tras este primer paso, y con el apoyo de estas expertas internacionales, nuestra ciudad se podría convertir en un laboratorio para el estudio de las medidas que se pueden aplicar en la concienciación y prevención de estas prácticas en las que los menores se encuentran totalmente vulnerables”, ha señalado Civera.
Los casos de este tipo de ciberacoso han aumentado de manera exponencial a nivel global. En España, según datos presentados recientemente, el número registrado de delitos de este tipo ha pasado de 92 en 2013 a 394 en el año 2017.
Según han apuntado las doctoras Lorenzo y Pérez, “los trabajos de investigación evidencian la existencia de estrategias recurrentes de comunicación que los acosadores sexuales utilizan para manipular a menores por internet. Éstas dificultan su detección con las aplicaciones y los programas comercializados en la actualidad”.
“El grooming se sustenta en la persuasión comunicativa dirigida a crear una falsa confianza por parte del menor en el abusador, de manera que el acosador vende el componente sexual como algo ‘beneficioso’ para el acosado, y logrando el aislamiento con sus familiares y amigos. Es una práctica que, en algunos casos, se desarrolla en menos de una hora de interacción con la víctima, y en la que muchos acosadores mencionan abiertamente que son adultos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario