miércoles, 27 de junio de 2018

Detenido por corrupción el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez


+ TURIA | Anticorrupción lo acusa de enchufar a siete militantes del PSOE y Compromís como altos cargos
El presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, el socialista Jorge Rodríguez Gramage, ha sido detenido este miércoles junto a otras dos personas por su presunta implicación en un caso de corrupción que investiga el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia. Se están practicando, además, registros en la sede de la Corporación provincial, el Ayuntamiento de Ontinyent, del que es alcalde Rodríguez, la sede de la empresa pública Divalterra, y varios domicilios particulares.

El juez investiga, en concreto, la contratación de siete altos cargos de Divalterra, la gran empresa pública de la Diputación de Valencia, que fueron elegidos a dedo con sueldos de 50.000 euros al año entre militantes del PSPV-PSOE y de Compromís, según han indicado a este periódico fuentes de la investigación.
La causa judicial está abierta por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos desde mayo 2018 tras una denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción de Valencia.
En abril, Ciudadanos presentó una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por los contratos de alta dirección de Divalterra. Los siete contratos tenían un coste para la empresa pública de 75.000 euros al año —incluyendo gastos de desplazamiento—. Y se habían realizado, según la denuncia, "apartándose de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad" con el objetivo de "elegir a aquellos que la gerencia decida por ser militantes de sus partidos, evitando con ello la convocatoria pública de la plaza". Los contratados pertenecían a Compromís (cuatro) y Compromís (tres). Estos dos partidos que dirigen la Corporación provincial en coalición con Esquerra Unida y València en Comú.
La Fiscalía Anticorrupción ya tenía abierta una investigación por estos hechos, e incorporó a la misma la denuncia de Ciudadanos.
Fuentes de la investigación apuntan a que las irregularidades son similares, presuntamente, a las que cometieron los anteriores dirigentes de la Diputación de Valencia, que presidía Alfonso Rus, del PP, enchufando a decenas de personas en Divalterra, entonces llamada Imelsa, infringiendo así las normas de contratación públicas.
Las detenciones de este miércoles han sido llevadas a cabo en el marco de la llamada Operación Alquería, por parte de agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial. Los policías han efectuado registros en la Diputación de Valencia, las dos sedes de las que dispone el Ayuntamiento de Ontinyent y en la sede social de Divalterra. (leer noticia completa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario