lunes, 4 de junio de 2018

Chelva recupera y acondiciona el entorno de dos vertederos incontrolados


+ TURIA | El municipio serrano ha mejorado el estado de los dos espacios degradados gracias a la una inversión de 49.000 euros de la Diputación de Valencia
El municipio de Chelva ha rehabilitado y condicionado el en torno a dos vertederos incontrolados mediante un proyecto de limpieza y recuperación tanto del suelo como de la cubierta vegetal. 

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha visitado los dos espacios situados en el término municipal de Chelva y ha estado acompañado por el alcalde del municipio, David Cañigueral, y otros miembros de la corporación local para conocer las obras realizadas con los fondos de la Diputació.
El diputado Bort ha explicado que “con este proyecto de recuperación de dos espacios degradados hemos conseguido convertir dos espacios de vergüenza en dos zonas de referencia para el pueblo, porque se han transformado en áreas de recreo e interpretación de la naturaleza que son dos verdaderos miradores para contemplar y disfrutar del territorio”.
La primera de estas áreas se encuentra en la partida de Tobos, junto a la vía pecuaria Cordel de Domeño, que cuenta con una notable afluencia de peatones y ciclistas, y que pese a la prohibición de depositar desechos, el espacio ha seguido recibiendo residuos hasta justo antes de las obras. El segundo vertedero se encuentra a la partida de Torrecilla, entre campos de cultivos abandonados, y acumulaba una importante cantidad de escombros y otros restos voluminosos.
El alcalde de Chelva, David Cañigueral, ha apuntado que “con esta intervención hemos conseguido recuperar dos espacios que se habían convertido durante muchos años en dos vertederos ilegales, y si no hubiera sido por la ayuda de la Diputación, no habría sido posible”.
Tanto en el vertedero de Tobos cómo en el de la Torrecilla se han llevado a cabo tareas de limpieza y retirada de los residuos para su correcta gestión, y posteriormente se ha aportado tierra vegetal para adecuar y regularizar la superficie del terreno. Así mismo, la intervención ha incluido la creación de una red de drenaje superficial con pendientes y la construcción de cunetas perimetrales. Posteriormente, se ha restaurado la vegetación de los dos entornos y se ha instalado mobiliario urbano para crear un espacio verde de recreo para los vecinos del municipio.
Las dos intervenciones se incluyen en el Programa de Espacios Degradados que desarrolla el área de Medio ambiente de la Diputació y han permitido recuperar las dos zonas y su valor medioambiental y social. Este proyecto se ha realizado con una inversión total de 57.400 euros, de los que la Diputació ha aportado 48.800, el 85% del global. Por su parte, el ayuntamiento de Chelva ha sufragado el restante 15% del proyecto y ha destinado 8.600 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario