viernes, 4 de mayo de 2018

“Tenemos que conseguir que los ecosistemas forestales sean rentables mediante un aprovechamiento diferencial de los recursos naturales”


+ TURIA | La Diputació destaca la gran labor de los bomberos y las brigadas en el Día Internacional del combatiente de incendios forestales | El 96% de los incendios que tuvieron lugar entre el año 2000 y en 2010 fueron inducidos de una u otra manera por el ser humano según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente | La Diputació de València dispone de 593 brigadistas que realizan importantes trabajos de prevención y extinción de incendios, y cuenta también con los recursos y el trabajo del Consorcio Provincial de Bomberos
Los bosques son los pulmones del planeta y de ellos no solamente depende la vida de muchas especies, sino también la supervivencia de millones de personas en el mundo. Desde 1998, cada 4 de mayo se celebra el Día Internacional del combatiente de incendios forestales para rendir homenaje a las personas que trabajan para evitar que un pequeño conato o una pequeña negligencia se conviertan en un gran incendio que destruya el patrimonio natural. 

La Diputació de València y el área de Medio Ambiente se suman a esta celebración para destacar y agradecer la gran tarea de prevención y extinción de incendios que llevan a cabo las brigadas forestales de la corporación provincial.
Los incendios forestales, una de las principales amenazas para los bosques, arrasaron el año pasado centenares de miles de kilómetros cuadrados de bosques en España. En 2017 se quemaron en todo el estado 66.839 hectáreas de superficie arbolada y la cifra aumentó hasta las 178.234 hectáreas en el caso de la superficie forestal. Lamentablemente, la mano humana está detrás de la gran mayoría de estos siniestros.
El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha puesto en valor “la tan importante tarea que realizan nuestros bomberos y nuestras brigadas forestales” y ha aprovechado para resaltar “la necesidad de cambiar la forma de mirar la naturaleza, para que esta sea considerada como un recurso aprovechable bajo criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica”.
Bort también ha incidido en la importancia de “destinar un mayor volumen de recursos a la gestión forestal y a la prevención de incendios que permita reducir la inversión directa en extinción de incendios”. “Tenemos que trabajar para garantizar oportunidades económicas que permitan combatir el despoblamiento de los pueblos”, ha añadido, “y también tenemos que conseguir que los ecosistemas forestales sean rentables mediante un aprovechamiento diferencial de los recursos naturales”.
Según datos de 2017 de la Generalitat Valenciana sobre el origen de 233 incendios forestales en la Comunitat Valenciana, el 39,9% de estos incendios fueron intencionados, el 21% se debieron a "imprudencias" y accidentes, el 27,8% fueron producidos por la caída de rayos y el resto tuvieron un origen desconocido.
Hay que destacar que se considera gran incendio forestal aquel en que se queman más de 500 hectáreas. En el 2017, la provincia de València sufrió uno de estos incendios en la localidad de Gátova, que carbonizó 1.181 hectáreas, según los datos del Ministerio.
Los bomberos del Consorcio y las brigadas de la Diputació
Las causas mayoritarias de los fuegos nos señalan a nosotros como culpables y está en nuestra mano ser prudentes para no producirlos. Para esto, la Diputació de València dispone de numerosos equipos de prevención y extinción de incendios que emiten periódicamente las recomendaciones para evitar que se inicie un incendio.
El equipo de brigadistas forestales de Divalterra, la empresa pública de la Diputació, está compuesto por 593 personas que realizan trabajos de silvicultura preventiva, apertura de áreas cortafuegos y tratamiento de la vegetación forestal para reducir cargas de combustible y dificultar con esto el avance de un posible incendio.
Estas brigadas están desplegadas por toda la provincia y realizan tareas de vigilancia de posibles conatos para dar la voz de alarma lo más pronto posible y evitar el avance de las llamas. Durante los incendios, además, estas brigadas colaboran activamente con el resto de componentes que intervienen en los fuegos como las brigadas forestales de la Generalitat y los componentes del Consorcio Provincial de Bomberos, lo cual las convierte en un cuerpo indispensable para evitar los incendios forestales.
Desde el 2017, el área de Medio Ambiente ha implementado un nuevo procedimiento de planificación para la prevención de incendios forestales. La armonización de este nuevo modelo de gestión forestal ha derivado en la profesionalización del servicio que proporcionan las brigadas forestales, su eficiencia y el establecimiento de mecanismos de control y evaluación. Así mismo, se ha procedido al traslado de la Dirección Operativa de las brigadas forestales al Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia. Un hecho que contribuye a mejorar la planificación y paliar, en caso de que se produzcan, el impacto de los incendios sobre la masa forestal del territorio valenciano.
En paralelo, se trabaja de forma coordinada en tareas de prevención por parte de las brigadas de la Diputació y las brigadas de emergencias. Del mismo modo, se ha procedido a la creación de la Unidad Técnica Forestal y la constitución de la Comisión de Trabajo de Municipios Forestales dentro de la Red de Municipios Valencianos Hacia la Sostenibilidad con el claro propósito de contribuir a la mejora de la gestión forestal y la prevención de incendios a las comarcas valencianas.
La Diputació de València, a través del área de Medio Ambiente, tiene subscrito también un convenio con el Consorcio de Bomberos que gestiona, organiza y dirige los trabajos de extinción de incendios forestales en su demarcación geográfica, con 14 miembros del equipo forestal y 56 Brigadas "DOBLES" de Prevención Forestal del ente provincial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario