miércoles, 23 de mayo de 2018

Riba-roja reparte lotes de comida a 182 familias desfavorecidas de la localidad cada mes


+ TURIA | La ayuda de los servicios sociales municipales se lleva a cabo a cambio de cursos de formación e inserción laboral
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria reparte lotes de comida a 182 familias desfavorecidas de la localidad cada mes durante el primer trimestre del presente año dentro de la labor pública que desarrolla. Esta iniciativa se enmarca en el programa de ayuda alimentaria que lleva a cabo el departamento de Bienestar Social y financiado en un 85% por el Fondo de ayuda europea para los más desfavorecidos (FEAD) y en otro 15% por el presupuesto del Estado.

Los lotes repartidos entre las familias recorren una línea de actuación a partir de la compra directa de alimentos en el mercado, el suministro a los centros de almacenamiento y la distribución de las organizaciones asociadas de distribución (OAD). Finalmente, son las organizaciones asociadas de reparto autorizadas (OAR), en este caso el Ayuntamiento de Riba-roja reconocido como tal, quienes se encargan de repartirlo.
Las ayudas están supeditadas a la realización obligatoria de medidas para facilitar su inserción social y laboral posterior en asociaciones y entidades locales, consistentes especialmente en la realización de cursos de formación e inserción socio-laboral cuyo contenido decide una mesa de evaluación formada por los técnicos del área municipal de Bienestar Social.  
La medida busca una "responsabilidad social" en la gestión de las ayudas cuyos criterios de selección tienen en cuenta la situación social y económica de cada familia beneficiaria "caso por caso". De hecho, durante el último semestre del pasado ejercicio 2017 se repartieron un total de 19.060 kilos de comida, entre las que cabe destacar los alimentos frescos que dos supermercados aportan a diario. Entre ellos, productos envasados próximos a caducar, charcutería al corte, frutas, verduras, dulces y lácteos.
La demanda incesante de ayudas sociales ha obligado al Departamento de Bienestar Social de Riba-roja de Túria a ampliar el horario de atención y ayuda a las familias con necesidades sociales y económicas. Así, las puertas del departamento se abren a partir de ahora desde las 8 a las 19 horas ininterrumpidamente, excepto los viernes por la tarde.
Además, se han aumentado las áreas de trabajo del área de Servicios Sociales que se estructurarán en los departamentos de Mayores, Menores, Diversidad Funcional, Ayudas Sociales y, por último, Educación Social. Al mismo tiempo, los recursos humanos también se han incrementado de 5 a 20 empleados públicos que pueden atender a los demandantes de ayuda social.
El departamento de Bienestar Social de Riba-roja de Túria también ha decidido "sacar a la calle" los programas e iniciativas que se llevan a cabo a diario en un intento por difundir y divulgar las posibilidades a las que tienen derecho las familias con mayores problemas sociales y económicos y que sufren en su mayor virulencia los efectos de la crisis económica que se arrastra desde hace años.
La realización de charlas, encuentros o conferencias en diversos barrios y puntos neurálgicos importantes del casco urbano de Riba-roja de Túria serán algunos de los instrumentos que se pondrán en marcha para tratar, además, temas de especial interés social como la prevención de las drogas, el alcoholismo o el machismo, entre otros asuntos.
El concejal de Bienestar Social, Rafael Gómez, ha subrayado "el esfuerzo ímprobo que el ayuntamiento está realizando para ayudar a estas familias que lo están pasando peor por la crisis económica que se originó hace años, pero no sólo se trata de una ayuda directa sino de solicitar a cambio una serie de contraprestaciones que sirvan para que estas personas puedan tener una nueva oportunidad, con una efectiva inserción social y laboral posterior".

No hay comentarios:

Publicar un comentario