jueves, 15 de marzo de 2018

“Son las políticas locales y municipales las que deben liderar las acciones que permitan hacer frente al cambio climático”


+ TURIA | Divalterra pone en marcha el Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía con varias reuniones en las Mancomunidades de la Serranía y el Alto Turia
El Centro Social de Titaguas acogió el pasado 6 de marzo la reunión de Divalterra con los representantes de los municipios que conforman la Mancomunidad del Alto Turia (Aras de los Olmos, Benagéber, Chelva, Titaguas y Tuéjar, además del municipio de Alpuente y Alcublas) para acercar el Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía.

Una iniciativa que se está llevando a cabo desde el área de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia que dirige Josep Bort y que tiene por objetivo informar a los representantes municipales de las primeras acciones asociadas a esta iniciativa europea.
“Son las políticas locales y municipales las que deben liderar las acciones que permitan hacer frente al cambio climático. Por ello, la Diputació de València como coordinadora territorial del Pacto de Alcaldías, se pone al servicio de los ayuntamientos para guiar, asesorar y acompañar a las entidades locales en este trayecto”
Durante la jornada, se trasladó a los responsables municipales las primeras acciones a realizar para la elaboración de los diferentes documentos que componen el Pacto de las Alcaldías. Así, en una primera fase, se recopilarán en cada población los datos referentes a los consumos de energía en el municipio, que permitirá la elaboración del Inventario de Emisiones de Referencia (IER).
“Se trata de hacer una foto de cómo estamos para, a partir de ahí, establecer un plan capaz de hacer frente a los desafíos que conlleva el cambio climático”.
En el IER, se evalúan los consumos de electricidad y combustible, tanto del sector municipal —instalaciones públicas, alumbrado, flota municipal y transporte público— como del no municipal —instalaciones y equipamientos del sector terciario, edificios residenciales y transporte privado y comercial— para establecer medidas que permitan reducir consumos de energía y promover nuevas prácticas dirigidas a mitigar el cambio climático.
En una segunda fase se realizará el estudio de Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades de cada municipio para reducir los posibles daños derivados del cambio climático sobre población e infraestructuras. De manera paralela, se elaborará un catálogo de medidas, concretas y adaptadas a cada municipio, para reducir el consumo de energía y promover nuevas prácticas dirigidas a mitigar los efectos del cambio climático.
La Diputación está llevando a cabo estos encuentros supramunicipales en las distintas mancomunidades de la región, tal como ocurriera semanas atrás con la de la Serranía, hasta donde acudió la gerente de Divalterra, Agustina Brines.


No hay comentarios:

Publicar un comentario