domingo, 4 de marzo de 2018

“Siempre ha sido y será una Falla para el pueblo de Casinos”


+ TURIA | La Falla ‘Pensat i Fet’ de Casinos ya está plantada en una fiesta que este año tendrá un sabor especial, con la celebración del 30 aniversario del casal
© José S Murgui – Cronista Oficial de Casinos La Falla Pensat i fet de Casinos cumple este año su XXX Aniversario.  Casinos es un pueblo joven de raíces profundas, un pueblo que ha sabido con el tiempo madurar acorde a las circunstancias. Casinos es un pueblo festero que concentra sus momentos intensos en el mediero de agosto en sus fiestas patronales, pero Casinos y sus gentes saben acoplarse a las circunstancias de cada momento y por eso saben celebrar los eventos que marca el almanaque festivo.

Por ese motivo ha sabido mantener la tradición fallera desde hace treinta años. Treinta años de constancia, de entrega, de trabajo, de lucha por consolidarse y de acción para presentar una fiesta fallera que cada año se supera. Podemos decir que la Comisión ha crecido con los años, y ha sabido ganar espacio al tiempo para situarse como una Comisión fuerte y capaz de generar ilusión, alegría, proyectos y entusiasmo para hacer una fiesta digna de ser disfrutada por todo el vecindario.
La Falla “Pensat i fet” siempre ha presentado un monumento sólido, unas fallas tanto mayores como infantiles que nada han tenido que envidiar a los monumentos de muchas calles y barrios de la ciudad, pero lo que siempre han tenido claro las Comisiones tanto Mayores como Infantiles es que son una Falla para el Pueblo, y en ese amplio y variado programa de su abanico fallero, hay una gran cantidad de actividades y de festejos de las que participa y se beneficia todo el vecindario.
Indiscutiblemente la música, las luces de colores que cada año sorprenden por su vistosidad, los petardos y la pólvora, los chocolates, las comidas y las cenas, serán junto a las paellas, carcasas, truenos y masclets, los que llenarán de ambiente las calles de Casinos que esperan vivir con intensidad estos días marcados por la Falla Pensat i Fet.
Año tras año hemos vivido los intensos programas, muchos niños que ya son hombres han crecido al calor de ese casal, han aprendido a convivir entre petardos y tracas, y lo que es más importante han sabido legar y transmitir el testigo a sus hijos para que la falla siempre esté viva.
Sí, porque la falla, a pesar de los momentos de altibajos, a pesar de las dudas y discordias, que en cualquier colectivo por naturaleza humana en ocasiones nacen y se generan, siempre encuentra un momento hermanador, y es la noche del 19 de marzo, cuando las llamas multicolor se elevan hacia el cielo ardiendo y dando calor a esos momentos de gloria, de trabajo, de labor; de recuerdos soterrados albergados de ilusión, de lágrimas derramadas porque desde ayer a hoy, apareció  ese fuego que sepulta  un año que es ilusión.
El fuego todo lo acaba, el agua empapa todo aquello que quedó, y las cenizas quemadas son el polvo abrasador, que olvida lo pasado, y genera ilusión, para que pronto y de nuevo, se ponga en marcha el reloj.
Esos treinta años mudos, y cargados de razón, han descubierto personas que vivieron desde aquel ayer al hoy. Otras marcharon por siempre, dejando su estela de amor, pues su trabajo y constancia, y fuerza de emprendedor, son los que hicieron posible  que se llegue hasta el hoy.
Nadie es imprescindible y se puede sustituir, todos somos necesarios, todos ponemos la fuerza que hará girar el engranaje, porque estas “cosas” populares, son de aquellos que las viven, dando impulso necesario, y cuando el año termina en hojas del calendario, marcan firmes el programa que enciende en arte y ensayo, este mundo que glosamos  con sentido literario.
Pues las fallas son el arte, el humor más valenciano, la chispa que arde en el acto;  la fiesta más generosa que nuestro pueblo proclama, que con trajes muy brillantes, manteletas bien labradas,  peinados bien diseñados,  zapatos de tacón fuerte, camisas de seda blanca, fajas, mantones, chalecos, y hasta mantas muy rayadas, hacen que mujeres, hombres, niñas, niños y bebes, sean ejemplo viviente de ese mundo que aquí se admira, pues en estos quince días Casinos viste de gala, se torna en fiesta y color, pues esta falla plantada es el adorno mejor.
Atrás quedan treinta años, todos pusieron fulgor,  pues con el paso del tiempo es la realidad mejor, de una herencia de cultura que Casinos recibió, y ahora en este año tras la gran proclamación, se presentan ante el pueblo Falleras y Comisión:
Fallera Mayor: Virginia Camacho.
Fallera Mayor Infantil: Paula Zamora.
Presidente José Vicente Zanón.
Ja estem en Falles. ¡Vixca la falla PENSAT I FET!


No hay comentarios:

Publicar un comentario