lunes, 12 de marzo de 2018

Loriguilla despide las fallas 2018 con la ‘cremà’ de sus monumentos


+ TURIA | La fiesta vivió su momento más álgido el sábado con la celebración de la ofrenda a la Virgen de la Soledad
Loriguilla ha dicho adiós a las Fallas 2018 tras un fin de semana repleto de actos y que acabó, como es tradicional, con los dos monumentos siendo pasto de las llamas. La cremà puso el colofón a unos días de fiesta en el municipio que ya anhela las fallas del próximo año.

La fiesta vivió su momento más álgido el sábado con la celebración de la ofrenda a la Virgen de la Soledad, un acto que los falleros viven con fervor y especialmente, las representantes de la fiesta, Lucía Sáez y Paula Mena, fallera mayor y fallera mayor infantil respectivamente. Acompañadas de sus presidentes, Roberto Sáez y Alejandro Cervera y de sus respectivas comisiones, depositaron un ramo de flores ante la imagen de la Virgen. La música la puso la Sociedad Musical San Juan Bautista, y la pólvora, la Asociación de Coheteros. El acto terminó con un castillo de fuegos artificiales.
El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Loriguilla, encabezado por el alcalde Sergio Alfaro, se sumó a este acto, depositando también una cesta de flores ante la Virgen.
El domingo fue el día grande de la fiesta. La jornada fallera comenzó por la mañana con una misa en la iglesia parroquial, y después, se disparó una mascletà en la misma plaza.  Uno de los momentos más esperados fue el debut del grupo de baile de la falla que ofreció una gran demostración de danzas típicas valencianas.
Después, la comisión celebró una comida con baile, amenizado por el Dúo Esencia. Ya entrada la tarde, tuvo lugar la entrega de premios de los juegos de mesa, y a las seis, la falla invitó a todos los vecinos a chocolate y fartons.
A las diez de la noche, se quemó la falla infantil, y una hora después, la falla grande. Y con el fuego purificador de la fiesta se cerraron las fallas en Loriguilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario