miércoles, 21 de marzo de 2018

Da a luz en un coche en la V-30 asistida por agentes de la Guardia Civil


+ TURIA | Se da la circunstancia de que Rosa, la madre, asistió como enfermera al último parto que tuvo lugar en el pueblo de Chelva, hace 15 años
Dice un chascarrillo popular serrano que cuando “el hombre llegó a la Luna, ya estaba allí un chelvano esperándolo”. Y aplicándolo a la cotidiana sabiduría podría extenderse con aquello (que perdonen los bilbaínos el plagio) de que “un chelvano nace donde le da la gana”.

Este martes los medios de información valencianos (y algunos nacionales) abrían con la noticia de que dos agentes de la sección de Tráfico de la Guardia Civil habían asistido a una mujer que se había puesto de parto cuando circulaba en un vehículo conducido por su marido por la V-30, camino del Hospital La Fe.
Una noticia anecdótica (por el final feliz, al menos) y que tiene su eco serrano, ya que Ana, la madre del recién nacido, hunde sus raíces en Chelva. Con una curiosidad añadida, además: que la joven, enfermera de profesión, ayudó hace 15 años al nacimiento de Lucía, por ahora el último alumbramiento que ha tenido lugar en este municipio de la Serranía.
“Como en las películas”
El parto se produjo alrededor de las 8.50 horas en el kilómetro 9,8 de la V-30, ha informado la Comandancia de la Guardia Civil. Los agentes se encontraban estacionados junto a la carretera, cuando un turismo se ha detenido junto a ellos y su conductor les ha pedido ayuda porque no le daba tiempo a llegar al hospital ante la inminencia del parto.
Los guardias han ordenado al conductor que retirase el coche a una zona segura y a continuación uno de ellos ha indicado a la mujer que se reclinase sobre el asiento, ha comprobado que se veía ya la cabeza del bebé y ha ayudado con sus manos en el alumbramiento.
Posteriormente han requerido alguna prenda al padre para tapar al recién nacido, que ha sido cubierto con una manta. A continuación, "y debido al estado de nerviosismo del padre", según la Guardia Civil, el agente que asistió al parto se puso a los mandos del turismo, abriéndole paso su compañero con el vehículo oficial, ya que la circulación en la vía era muy intensa en esos instantes.
Así han llegado al Hospital La Fe, donde la madre y el bebé han sido atendidos en el servicio de urgencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario