viernes, 23 de febrero de 2018

El alcalde de Llíria apoya el centro de recepción de menores: "No podemos mirar hacia otro lado"


+ TURIA | Manuel Civera ha apoyado mediante un comunicado la instalación de un centro de recepción de menores en su localidad por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas
El centro de recepción de menores proyectado en la capital del Camp de Túria, tendrá una capacidad para atender a 30 menores, en situación de desamparo y no por causas judiciales, y serán atendidos por 59 profesionales a cargo de la Conselleria Igualdad y Políticas Inclusivas. Estará localizado dentro del Centro Cívico El Prat.

Este complejo, de propiedad municipal, se está intentando convertir por parte del equipo de gobierno en un "espacio recuperado para su uso, tras 25 años de abandono, deterioro y sin ninguna intervención ni inversión". Así, además del centro "ya se está invirtiendo y trabajando con los diferentes talleres formativos de empleo con el reacondicionamiento y mejora del espacio destinado como base de las brigadas municipales y el área formativa de empleo".
Además, se han alcanzado acuerdos con la Agencia Valenciana de Emergencias para que ocupen un espacio destinado a convertirse en base permanente de sus brigadas forestales en la zona, dotada con un helipuerto. En este sentido, igualmente como posible ubicación de las brigadas de Divalterra.
Asimismo, también se ha llegado a acuerdos con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para rehabilitar la mayor parte del espacio con el fin de construir el centro de día para personas con diversidad funcional y mayores.
El proyecto se completará con un albergue juvenil de la red internacional, en el edificio gemelo al destinado al centro de recepción de menores y con un reacondicionamiento de las construcciones existentes anexas para albergar instalaciones en condiciones que son demandadas por el tejido asociativo de Llíria.
Menores en situación de desamparo
Civera ha incidido en el hecho de que los centros de recepción de menores son servicios de acogida transitoria dirigidos a niñas, niños y adolescentes que, por su situación personal, social o familiar, se han quedado en situación de desamparo y son los servicios sociales de la Conselleria quienes los acogen para atenderles de manera inmediata e integral. Los menores acogidos en estos centros nunca lo son por medidas judiciales, sino por medidas de protección al menor.
Se trata de niñas o niños que, o se han quedado sin familia o que, por diversos motivos, no pueden seguir conviviendo con sus padres, madres o tutores. Ante esa situación de desamparo y durante un período que "nunca supera los 45 días", los servicios al cargo de esa intervención de urgencia derivan el caso al recurso adecuado o recomiendan el retorno a la familia.
La atención que reciben durante ese espacio máximo de 45 días es integral y, acompañados siempre por profesionales en educación, trabajo social, pedagogía y psicología, entre otros, es siempre en el propio centro y no necesitan ser escolarizados en los centros educativos de la población donde está instalado el centro.
Los informes técnicos aconsejan que los menores que han sufrido graves situaciones que han provocado daños físicos, psicológicos y, en definitiva, estrés emocional, reciban esa primera atención en ciudades medianas donde el nivel de conflictividad es menor que al de las grandes ciudades y, a poder ser, en entornos agradables y tranquilos como pueda ser la ubicación de El Prat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario